Honrar. El festejo busca reconocer la vocación de servicio, sensibilidad, disposición y entrega permanente de los médicos de México. Foto: Archivo
Ser médico es un apostolado, mientras que el sector salud una empresa que cojea

Hoy se celebra en México el Día del Médico muy adelantado, porque el resto del mundo lo hará hasta el tres de diciembre.
¿Pero hay algo para celebrar? Si se separa al profesionista del sistema de salud, claro que sí.

México deberá abrazar a sus doctores, cuando menos por lo escaso, hay 2.2 por cada mil habitantes.

Sin embargo también encontramos en nuestro país, doctores —
cómo no— entregados. 

Se preparan, esfuerzan y trabajan con horarios de miedo y con notables carencias.

A los críticos es aquí donde el ánimo de festejo se les va al piso, pero es confundir las cosas.

Ser médico es un apostolado, mientras que el sector salud una empresa que cojea.

En 2015, cuatro millones de personas menores de cinco años en todo el país no tenían acceso a la salud porque no estaban afiliados al ISSSTE, IMSS o Seguro Popular, encontró la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la cuenta pública de 2013.

Aunque hace unos días, el secretario de Salud, José Narro, reconoció que si bien existen retos y desafíos para alcanzar el estado ideal del sistema de salud en México, consideró que de manera general: “el país goza en general de buena salud”.

Eso de que el país goce de buena salud, suena para muchos críticos, como un paciente que acostumbrado a caminar con dolor de rodillas, dice estar bien cuando le preguntan cómo está.

Y es que enfermarse cuesta caro en México, pues se calcula que el costo de atención por la enfermedad representa entre el 40 y 60 por ciento de los ingresos familiares.

Una investigación publicada por el diario El Financiero indica que las enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión e insuficiencia renal son las más caras del país y según Armando Arredondo, investigador titular en Economía de la Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el costo de este tipo de padecimientos no sólo es por el tipo de gastos en que se incurre, sino por la cronicidad de las enfermedades. 

 

ACADÉMICO:
La duración de la licenciatura de medicina en México oscila entre los 4.5 y 5 años de estudio, además de un año de internado.
Situación. El sistema de salud mexicano es motivo de múltiples críticas.

EL DIAGNÓSTICO
Desde hace un par de años hay una reducción en la carencia por acceso a servicios de salud de 9%, según el Coneval.

98.6  de los 277 mil médicos registrados económicamente activos, está dedicado a su profesión

44.1 de los médicos se encuentran en Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz y Nuevo León.