Un día como hoy, pero de 1902, nació en Teplitz-Schoneau, Checoslovaquia, el productor, escritor y agente de creadores hollywoodenses Paul Kohner, esposo hasta su muerte de la actriz mexicana Lupita Tovar.

Kohner, de origen judío, es uno de los héroes anónimos durante la Segunda Guerra Mundial por haber conseguido a partir de la creación en 1937 del Fondo Europeo de Cine, el cual apuntaló el rescate y apoyo económico de los judíos alemanes perjudicados y perseguidos por el régimen nazi implementado no solo en Alemania sino en varios países de Europa por Adolfo Hitler, dos años después de que él y su ya para entonces esposa Lupita Tovar tuvieron la oportunidad de escapar milagrosamente del servicio Secreto Alemán que ya estaba tras ellos también del brazo asesino del nazismo.

Aunque eso es materia indudable para una gran película que para no ir tan lejos pudiera tener como base la biografía de Lupita Tovar publicada por el hijo de ambos, Pancho Kohner, en el 2011 bajo el título de “Lupita Tovar: La Novia de México”, otras historias relacionadas al tema que han dado pie a excelentes películas incluyen la máxima ganadora de Oscares a lo mejor en cine de 1993, “La Lista de Schindler” (“Schinlder´s List”), de Steven Spielberg, y en el género documental a la ganadora del Oscar al Mejor Largometraje Documental de 1998, “Los Últimos Días” (“The Last Days”), que bajo la dirección de James Moll y la producción del mismo Spielberg se estrenó en el curso de la semana pasada en la plataforma Netflix.

“Los Últimos Días” nos remonta a finales del año de 1944, cuando aunque el ejército alemán estaba ya experimentando su derrota inminente, eso en lugar de disminuir aumentó la persecución de odio y aniquilación para con la comunidad judía, y de eso dan testimonio cinco judíos originarios de Hungría que fueron sobrevivientes del Holocausto de los campos de concentración de Auschwitz, en relatos de verdadero horror a través de los cuales los creadores dejan más que clara la intención de que a través de documentar estos hechos y rescatar la memoria histórica es la única forma crear conciencia para que no caigamos como humanidad en permitir, inclusive con la omisión, que ocurran genocidios similares. 

Coincidentemente, la noche de hoy también, en punto de las 22:00 Horas a través de HBO se llevará a cabo el estreno mundial de una película para televisión que todavía antes de ver la luz ya estuvo dando de qué hablar como una muy posible nominada a los premios Emmy a lo mejor en la pantalla chica norteamericana del año en curso y cuya relevancia histórica no deja de perder vigencia sobre todo por centrarse también en un evento de la vida real relacionado al conflicto entre Israel y Palestina que a lo largo de este mes volvió a estar en las primeras planas y los titulares de noticieros a nivel mundial primero por el preocupante resurgimiento de sus combates bélicos seguido por una tregua de paz.

El filme en cuestión lleva el título de “Oslo”, basada en la obra ganadora del Tony del mismo nombre, dirigida por Bartlett Sher y protagonizada por los actores Rachel Wilson y Andrew Scott (de la serie ambos también de HBO “His Dark Materials”), el cual recrea la negociación tras bambalinas de la cumbre esencial de los Acuerdos de Paz entre Israel y la Organización por la Liberación de Palestina que se llevó a cabo en Oslo, Noruega, en los años 90. Si tiene oportunidad no se los pierda.

Comentarios a: galindo.alfredo@gmail.com; Twitter: @AlfredoGalindo