Descuido. Desde la entrada por la calzada Antonio Narro, se ve la maleza que invade el lugar. Fotos: Christian Martínez
Por años, el ‘Venustiano Carranza Solidaridad’ ha permanecido en el olvido; urge su rehabilitación

Uno de los parques recreativos reportados con más problemas en la ciudad, sigue olvidado por las autoridades.

Además de los múltiples desperfectos en sus instalaciones, el parque deportivo Venustiano Carranza Solidaridad presenta zonas insalubres que podrían convertirse en criadero de mosquitos.

En el lugar, más de una caseta de vigilancia son utilizadas como excusado o para drogarse. 

Al llegar por la entrada principal por la calle Obregón, una de dichas casetas está repleta de botellas de plástico y basura.

Amelia Sánchez, vecina del parque, menciona que durante las madrugadas es común ver que jóvenes ingresan al lugar.

Infección. La alberca es un depósito de aguas negras.

Más de una vez han asaltado e incluso agredido sexualmente a mujeres quienes esperan el camión de personal para acudir a trabajar, afirma la entrevistada.

Como el transporte transita hasta el otro extremo del parque, las personas de esta colonia se ven obligadas a pasar por en medio del lugar a tempranas horas.   

No es la primera vez que se reportan las malas condiciones de este lugar. Lleva años descuidado y en aparente abandono.  

Con las recientes lluvias, hay encharcamientos que podrían generar enfermedades.

Abandono. La entrada por la calle Obregón da una idea del lugar.

La gran cantidad de líquido mohoso despide mal olor y grandes cantidades de basura.

En la entrada que colinda con la calle Álvaro Obregón, la maleza ha roto el cemento de las escaleras. La malla que delimita una de las canchas de futbol rápido “desapareció” y los bebederos son inservibles.

Basurero. En la caseta hay basura de todo tipo.

Nada se salva

El parque fue construido entre 1987 y 1993 por medio del programa Solidaridad del Gobierno del Estado.

En 2013 se anunció por parte de Gobierno del Estado una inversión de más de 17 millones de pesos para rehabilitarlo; sigue en el abandono.

Hay maleza crecida por todo el lugar.

Estructuras sin columpios.

Sube y bajas sin asientos.

Resbaladeros con tubos expuestos.

Ninguna de las dos canchas de tenis tiene red.

Las dos canchas de futbol rápido carecen de la cerca protectora.

Los tableros de las canchas de basquetbol están quebrados.

Hay heces de perro por todo el parque.

Las palapas están inservibles.

¿Lo sabía?

El Parque Deportivo Venustiano Carranza Solidaridad alberga las instalaciones del Instituto Estatal del Deporte.

Deprimente. Las canchas de basquetbol están inservibles.