Foto: Vanguardia/Francisco Rdz.
Dan Jeremeel desapareció el 19 de diciembre de 2008, hace casi 10 años, y es la segunda vez que se publica en espectaculares un ofrecimiento de recompensa. La primera vez fue en octubre de 2016, ocho años después de la desaparición

La Procuraduría General de la República (PGR) publicó en Torreón un espectacular donde se ofrece una recompensa de hasta un millón 500 mil pesos, a quien dé información sobre el paradero de Dan Jeremeel Fernández Morán, uno de los primeros casos de desaparecidos en Torreón durante la llamada “guerra contra el narco”.

Dan Jeremeel desapareció el 19 de diciembre de 2008, hace casi 10 años, y es la segunda vez que se publica en espectaculares un ofrecimiento de recompensa. La primera vez fue en octubre de 2016, ocho años después de la desaparición.

La proyección del espectacular, ubicado en el Bulevar Rodríguez Triana, se da casualmente después de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitiera la recomendación 42/2018 a la Fiscalía de Coahuila por errores y omisiones en la averiguación previa de la desaparición Dan Jeremeel. La CNDH apuntó que 10 años después, la averiguación previa permanece en “integración”.

La Comisión Nacional advirtió de una “actitud indolente y falta de sensibilidad”, al llevar a cabo, calificó, una “indebida” la diligencia en la investigación, pues se faltó a las obligaciones como Agente del Ministerio Público.

 

La CNDH concluyó que las autoridades ministeriales no actuaron con la debida diligencia y omitieron acciones que por su relevancia debieron ordenarse con prontitud desde el inicio de la investigación, para así evitar la pérdida de información que pudiera haber servido para la localización de la víctima y de los probables responsables.

El caso de Dan Jeremeel Fernández fue uno de los primeros casos de desaparición que acapararon los reflectores en Torreón. Desapareció el 19 de diciembre de 2018. Ese día nunca llegó a recoger a su mamá que venía del Distrito Federal. Tampoco recogió a una hija en casa de una amiguita.

En la entonces Procuraduría de Justicia esperaron 72 horas para recoger la denuncia pero sólo le levantaron un acta circunstanciada. De hecho, la CNDH señaló en la recomendación que los agentes del Ministerio Público en lugar de haber iniciado averiguaciones previas o carpetas de investigación, radicaron actas circunstanciadas pese que había elementos suficientes para presumir la comisión de hechos delictuosos.

En enero de 2019, la madre de Dan, Yolanda Morán, recibió una llamada del entonces Jefe Antisecuestros, Carlos Centeno, donde le informaba que habían atrapado a bordo del coche de su hijo, a uno de los asesinos del empresario regio, Rodolfo Alanís Applebaum. El detenido era Ubaldo Gómez Fuentes “El Uva”, un ex militar de inteligencia.

El Uva” denunció a Carlos Palacios Quintero, Carlos Navarro Valdez, a la dentista María de Jesús Guerrero Díaz, a Miguel Ángel Lara Mayorga y a Ricardo Albino Navarro Acosta. A los tres primeros la Fiscalía logró atraparlos, pero jamás fueron acusados ni declararon por el robo de un auto ni por la desaparición del Dan Jeremeel, sólo por el asesinato del empresario.

La madre de Dan logró carearse con “El Uva”, pero nunca reveló nada. Dos días después de verlo, entró un comando armado a la cárcel y mató a los tres prendiéndoles fuego. Sólo quedó viva la dentista. Al año la Fiscalía capturó a Ricardo Albino, otro presunto asesino del empresario y ocurrió lo mismo: Yolanda se entrevistó con él sin obtener resultados y un mes después lo mataron en una riña dentro del penal.

La madre de Dan tardó dos años en lograr que le tomaran la declaración a María de Jesús Guerrero por la desaparición de su hijo.

10 autoridades responsables

La CNDH, sin precisar nombres, sentenció que existió responsabilidad de 10 “autoridades responsables” por la violación al derecho de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia y a la verdad, con motivo de la desaparición de Dan Jeremeel, cometidas por la deficiente integración de la averiguación previa.

La madre de la víctima también denunció los hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR), a la cual se acumuló la investigación realizada por la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, misma que hasta la fecha continúa en integración.

La CNDH recomendó al Fiscal General del Estado de Coahuila, Gerardo Márquez, reparar el daño en forma integral y brindar atención psicológica a los familiares de la víctima, proveer de medicamentos e inscribirlos en el Registro Estatal de Víctimas; se coadyuve con la PGR en la realización de diligencias tendentes a la búsqueda y localización de la víctima y el esclarecimiento de los hechos.

También la Comisión pidió establecer la responsabilidad de los señalados y aplicarles efectivamente sanciones penales y administrativas que la ley prevé.