Tragedia. Vecinos de la calle Palacio de Justicia de la colonia Saltillo 2000, tuvieron un amargo amanecer; una jovencita de 15 años se quitó la vida. | Foto: Ulises Martínez
La madrugada de este martes, la joven se levantó de la cama donde duerme con su madre, fue al baño y ahí ató una cadena a la regadera

Tras un segundo intento por terminar con su existencia en menos de una semana, una jovencita de 15 años logró su cometido dejando una familia en luto y dolor en su corazón.

Los hechos ocurrieron en un domicilio de la colonia Saltillo 2000.

Frida, de 15 años, el pasado sábado intentó privarse de la vida, aunque fue descubierta y llevada a atención médica a las instalaciones del Hospital General; fue dada de alta, pero a sus intenciones suicidas siguieron en su mente. 

Desafortunadamente, la madrugada de este martes se levantó de la cama donde dormía con su madre, fue al baño y ahí ató una cadena a la regadera y con el otro extremo en ella dio fin a su existencia. Los motivos solo ella los sabría. 

Alrededor de las 05:20 de la madrugada, la mamá de la menor, se levantó de su cama al no ver a su hija a su lado; se imaginó lo peor al no sentirla junto a ella. La buscó por toda la casa y al ver que la puerta del baño estaba cerrada, la abrió a la fuerza. 

Ahí, en la regadera estaba su hija, pidió ayuda para poder bajarla, la llevaron a la sala y llamaron al número de emergencias 9-1-1; una ambulancia de la Cruz Roja llegó a la calle Palacio de Justicia en la colonia Saltillo 2000, para desafortunadamente solo confirmar el deceso de la joven. 

Personal de la Fiscalía General del Estado llegó para tomar parte informativo de lo ocurrido y finalmente ordenar el traslado del cuerpo a las instalaciones del Semefo donde se le practicará la necropsia de ley para después entregar el cuerpo de la jovencita a los familiares.

Según especialistas, los comportamientos suicidas se han convertido en la causa más frecuente de ingreso en el servicio de salud mental.

¡Cuide a sus hijos!

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), una de cada 10 personas que se quitó la vida en 2018, tenía entre 10 y 19 años de edad.

El reporte más reciente sobre estos acontecimientos, también destaca que en menos de 10 años el número de suicidios en el rango de edad considerado como infantil, se duplicó en Coahuila.

De 226 personas que se quitaron la vida en 2018 en la entidad, 36 eran personas de entre 10 y 19 años (13 mujeres y 23 varones).
En el registro figuran una niña de 10 años, dos de 13 años y dos más de 14 años.

En 2010 ocurrieron 15 suicidios de niños y adolescentes; la cifra se duplica en 8 años.