Limpia. Diversas ceremonias realizaron los apaches. Foto: Vanguardia/Héctor García
Comparten tradiciones con tribus de Coahuila, Chihuahua y Texas

ARTEAGA, COAH.- El día de ayer varios descendientes de los rarámuris se sumaron a la “Tercera Reunión Nacional Ndee” que se celebra en San Antonio de las Alazanas, escenario donde apaches de Coahuila, Chihuahua y Texas comparten tradiciones. 

Como parte de las actividades programadas, desde muy temprano organizaron un temazcal, con el que purificaron su espíritu mientras cantaban y agradecían al dios creador, a la mujer vestida de blanco, al niño de agua y al mata monstruos, y por su puesto no podían faltar los elementos aire, fuego, tierra y agua.

Tribus. Descendientes de rarámuris y apaches conviven y comparten tradiciones en reunión de San Antonio de las Alazanas. Foto: Vanguardia/Héctor García

Edith Montiveros es la tercera gobernadora de Guachochi y comenta que es necesario retomar la convivencia con sus hermanos y hermanas apaches para no abandonar las culturas originales y seguir aprendiendo. 

“Nos gusta participar, que sepan que Guachochi vive y Guachochi está presente, nosotros somos los descendientes y nos sentimos orgullosos de serlo, lo rico es venir a vivirlo y conocer”, mencionó. 

Tradiciones. Un temascal sirvió para purificar el espíritu. Foto: Vanguardia/Héctor García

El término “rarámuri” significa de pies ligeros, la Organización de las Naciones Unidas los reconoce como Pueblo Mágico debido a su asentamiento a través de los años y su originalidad. Sus líderes lucharon para que la cultura prevalezca; la manera de honrar a sus antepasados es respetar a todo ser vivo.

En su participación incluyeron la danza Yúmari, con la que agradecieron al dios creador por los cuatro elementos, en el centro se colocó una cruz y se bailó alrededor de ella.

EL DATO

35  rarámuris  originarias de Chihuahua se sumaron a la celebración.