José Ramón fue sentenciado a más de 53 años de cárcel | Foto: Especial
Los hechos ocurrieron el 10 de septiembre del 2015 afuera de un negocio de venta de pollo donde el joven fue privado de la libertad por varios desconocidos que lo trasladaron a Torreón donde lo mantuvieron en cautiverio algunos tres días

Durango, Durango.- Una sentencia de más de 53 años de cárcel y al pago de casi un millón de pesos en multa y reparación del daño, le fue dictada a un sujeto involucrado en el secuestro y homicidio de un joven en Gómez Palacio, en hechos ocurridos en septiembre del 2015.

El secuestrador se llama José Ramón Olivas Gutiérrez, de algunos 30 años, mismo que fue detenido con orden de aprehensión el 06 de agosto del 2019 en el Estado de Tlaxcala, por el delito de secuestro agravado cometido en perjuicio de Rubén Alejandro Amett Flores, que tenía 21 años.

Por esos hechos ya están sentenciados dos sujetos más, Édgar Omar Hernández Delgado y Rodolfo Acosta Rueda.

Los hechos ocurrieron el 10 de septiembre del 2015 afuera de un negocio de venta de pollo donde el joven fue privado de la libertad por varios desconocidos que lo trasladaron a Torreón donde lo mantuvieron en cautiverio algunos tres días.

Los delincuentes se comunicaron con los familiares del afectado para exigirles el pago de una determinada cantidad para liberarlo.

La exigencia económica se pagó en una esquina del bulevar Rebollo Acosta y el bulevar Ejército Mexicano en Gómez Palacio, pero los maleantes no dejaron en libertad al joven.

Fue el 13 de septiembre cuando las autoridades en Torreón encontraron el cuerpo sin vida de Rubén Alejandro, afuera de una finca en la prolongación de la avenida Presidente Carranza, en la colonia José de las Fuentes Rodríguez.

La sentencia dictada contra José Ramón fue de 53 años y cuatro meses de prisión; al pago de 584 mil 320 pesos de multa, y 403 mil 076 pesos como reparación del daño.