Foto: Archivo
Como muestran las tres cartas escritas entre 1921 y 1939, el físico pensó en diversos temas, especialmente en cómo los eventos mundiales lo afectaron a él y a otras personas —sobre todo— perjudicadas por la Alemania nazi

Un puñado de cartas de Albert Einstein, incluida una en la que habla sobre la “locura de Hitler” cuando se apoderó de Alemania, se están subastando en la casa de subastas Nate D. Sanders en Los Ángeles.

Además de desarrollar la Teoría de la Relatividad, Einstein fue un escritor prolífico, y sus cartas han permitido a los historiadores analizar lo que ocupaba su mente.

Como muestran las tres cartas escritas entre 1921 y 1939, el físico pensó en diversos temas, especialmente en cómo los eventos mundiales lo afectaron a él y a otras personas —sobre todo— perjudicadas por la Alemania nazi.

Foto: Especial

REFUGIADOS JUDÍOS

En una de las cartas a subastar, con fecha del 10 de junio de 1939, Einstein escribió a Maurice Lenz, un líder en el campo de la terapia de radiación en la Universidad de Columbia, Nueva York. Pero Einstein no discutió la investigación de Lenz en la nota, sino que lo felicitó por su trabajo en beneficio de los refugiados judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

“EL PODER DE LA RESISTENCIA QUE HA PERMITIDO AL PUEBLO JUDÍO SOBREVIVIR DURANTE MILES DE AÑOS SE HA BASADO EN GRAN MEDIDA EN LAS TRADICIONES DE AYUDA MUTUA. […] QUE PODAMOS SOPORTAR ESTA PRUEBA TAN BIEN COMO LO HICIERON NUESTROS PADRES ANTES QUE NOSOTROS”.

LA FAMILIA PRIMERO

En otra carta que llegó al bloque de la subasta, fechada el 17 de abril de 1934, Einstein le escribió a su ex esposa Mileva Maric sobre las finanzas y sus hijos. La pareja tenía tres hijos, incluido Eduard ”Teitel” Einstein, a quien se le diagnosticó esquizofrenia a los 20 años.

La carta, escrita en alemán, expresa la esperanza de que una intervención química pueda ayudar a tratar la enfermedad de Eduard:

“LEÍ LOS ARTÍCULOS DETENIDAMENTE, Y NO PARECE DEL TODO IMPOSIBLE QUE SE PUEDA OBTENER UN RESULTADO EXITOSO A TRAVÉS DE UNA INTERVENCIÓN QUÍMICA COMO ÉSTA. SIMPLEMENTE CONSTITUIRÍA UN FUERTE ESTÍMULO PARA EL SISTEMA SECRETOR CREADO POR UNA DEFICIENCIA DE AZÚCAR EN SU SANGRE”.

Foto: Especial

Aún así, Einstein instó a la precaución antes de intentar el tratamiento:

“NO DEBEMOS APRESURARNOS EN ESTO, DEBEMOS ESPERAR HASTA QUE SE OBTENGA MÁS EXPERIENCIA”.

También habló sobre el dinero que estaba enviando para ayudar a Maric a pagar sus deudas. Pero el tiempo y el dinero eran escasos:

“ME SIENTO TAN TENSO POR LOS DIVERSOS ACTOS DE ASISTENCIA QUE TENGO QUE RESTRINGIRME DE LA MANERA MÁS EXTREMA. TODO ESTO ES EL RESULTADO DE LA LOCURA DE HITLER, QUE HA ARRUINADO COMPLETAMENTE LA VIDA DE TODOS LOS QUE ME RODEAN”.

Incluso en 1921, Einstein pudo ver que los nazis estaban ganando poder en Alemania y el antisemitismo generaba simpatía en las ciudades más importantes del país. Por ello, en una carta a su hermana, Maja Winteler-Einstein, expresó:

“SE SUPONE QUE DEBO IR A MÚNICH, PERO NO LO HARÉ, PORQUE PONDRÍA EN PELIGRO MI VIDA EN ESTE MOMENTO”.

Albert Einstein trabajó para ayudar a los judíos en Europa y renunció a su ciudadanía alemana en 1933, cuando Adolfo Hitler llegó al poder, y huyó hacia los Estados Unidos.

POR MUY INTERESANTE MX