Arropados por el calor de su afición, los Tigres pegaron fuerte en el juego de Ida por 2-0 al Santos Laguna

La peor racha de Santos se ha recrudecido justo cuando el equipo más lo necesitaba, pues el equipo no levanta y ya está contra la pared tras un 2-0 en contra en la Ida de los Cuartos de Final del Clausura 2018, con un Tigres a medio gas  y unos Laguneros apáticos al ataque.

En el arranque Tigres puso toda la carne en el asador tras enviar a la cancha a su tridente ofensivo con la única consigna de sacar ventaja, André Pierre-Gignac, Enner Valencia y Edu Vargas fueron los encargados de guiar el ataque.

Sin embargo, la defensa de Guerreros se plantó bien y le hizo frente, aunque no contaban con un Hugo Ayala que vino desde la defensa para romper el marcador en favor de los locales, gol para el Auri y un golpe anímico duro para los de Siboldi.

En la jugada a balón parado, Javier Aquino envió un centro preciso a la entrada de Hugo Ayala, quien solo se elevó para ganarle la espalda a la defensa y meter un cabezazo que dejó sin oportunidad a Jonathan Orozco.

En el complemento y con la ventaja, Tigres no paró de intentar y se fue al frente en un ataque comandado por Dedé, el francés dio un par de muestras de futbol y no conectaba con la red para aumentar la ventaja.

Llegó el minuto 78 y con él una mano del Capi Izquierdoz a tiro del mismo francés, penal para Tigres, el primero que le marcan en el torneo y amarilla para el líder de la defensa de Robert Dante Siboldi.

Pierna derecha en la portería sur y gol para los Incomparable que festejaron cual título el segundo de la noche para su equipo, el segundo clavo en el ataúd de unos Guerreros que no terminan por levantar en la recta final del torneo.

La definición, está programada para la tarde de este domingo en la cancha del TSM donde Tigres y Santos se disputarán el pase a la Semifinal de un torneo en una instancia donde solo América marcha como caballo de hacienda.