Tomada de Twitter
Víctor Garcés, ex vicepresidente de La Máquina, fue demandado ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada

Víctor Garcés, ex vicepresidente de Cruz Azul, fue demandado ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, debido a un presunto desvío de recursos provenientes de la Cooperativa Cruz Azul, que alcanzarían los 50 millones de dólares.

De acuerdo al rotativo El Heraldo de México y a la demanda, Garcés “es un empresario” y “operador” que supuestamente se desempeña como el Director Jurídico de Cooperativa La Cruz Azul, S.L.C, actividades ilícitas para que estos aparezcan como el fruto de actividades legítimas y circulen sin problema en el sistema financiera; es decir, "ocultar el origen de recursos que probablemente tengan una procedencia ilícita”.

El mismo diario externó que el ahora exdirectivo trabaja al lado de “José Besil Bardawill, Roberto Guízar y Jesús Rafael González Callado, a través de las empresas: Arrendadora Sport Clinic S.A, Homofortis S.A de C.V, así como Impulso Business Operanting Solutions”.

El documento señala que Víctor Garcés trabaja junto con Fernando Luis Arista Nasr, quien para realizar los pagos creó la firma Andrómeda Constructores Inmobiliarios S.A de C.V.

“A esas empresas, se suman: Inmobiliaria Azul Celeste, Impulso Inmobiliaria Mixcoac, Inmobiliaria Puerto Vallarta, Sport Clinic Lomas, Servicios Médicos Sport Clinic, MC2 División de Acabados, Ingeniería Crediticia S.A de C.V., ENR, Productos Cementos Mexicanos y Grupo Impulso”.

En la misma demanda se acusa a Víctor Garcés de tener una red de trata de blancas, misma que tendría a 50 mujeres extranjeras y las cuales llegaron al país a través de engaños “supuestamente ofreciéndoles trabajo en sus empresas y ofreciéndose a realizar todos los trámites legales de migración para que pudieran permanecer legalmente en el país”.