El presidente de EU, Donald Trump, invocó hoy su poder ejecutivo para impedir el acceso de un comité del Congreso controlado por la oposición demócrata al informe íntegro del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa. Foto: Reuters
La decisión de Trump de invocar la figura del "privilegio ejecutivo", una doctrina que permite al presidente evitar la difusión de documentos o materiales que utiliza la Rama Ejecutiva, podría generar una batalla en los tribunales sobre su constitucionalidad.

El presidente de EU, Donald Trump, invocó hoy su poder ejecutivo para impedir el acceso de un comité del Congreso controlado por la oposición demócrata al informe íntegro del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa, lo que podría desatar una batalla en los tribunales.

"Ante el flagrante abuso de poder del congresista (demócrata Jerrold) Nadler, y por petición del fiscal general, el presidente no tiene otra opción que invocar su privilegio ejecutivo", anunció la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

Nadler, que preside el Comité Judicial de la Cámara Baja de EU, había solicitado al Departamento de Justicia todo el informe de Mueller -incluidos los tramos confidenciales- y algunos documentos relacionados, dado que la versión del reporte publicada hace unas semanas contenía numerosas tachaduras.

El anuncio de la Casa Blanca llegó mientras el comité presidido por Nadler se preparaba para votar sobre la posibilidad de declarar en desacato al fiscal general de EU, William Barr, por negarse a entregarles la versión sin censurar del informe.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja de Estados Unidos, Jerry Nadler (c), se prepara para supervisar un comité para declarar en desacato al Congreso al fiscal general William Barr. Foto: EFE

Se espera que el voto salga adelante en el comité, lo que dejaría en manos del pleno de la Cámara Baja -controlada también por los demócratas- la decisión de solicitar o no que se abra un proceso judicial contra Barr a nivel federal.

La decisión de Trump de invocar la figura del "privilegio ejecutivo", una doctrina que permite al presidente evitar la difusión de documentos o materiales que utiliza la Rama Ejecutiva, podría generar una batalla en los tribunales sobre su constitucionalidad.

En 1974, el Tribunal Supremo estudió un caso similar durante el escándalo Watergate que entonces afectaba al presidente Richard Nixon, y limitó notablemente la capacidad de los mandatarios estadounidenses de invocar el "privilegio ejecutivo".

Nadler lamentó la decisión de Trump, al asegurar que "representa una clara escalada en el desafío generalizado" de su Gobierno a "los deberes del Congreso tal y como están definidos en la Constitución".

La portavoz de la Casa Blanca, por su parte, acusó a Nadler de hacer "peticiones ilegales y temerarias", y a la oposición demócrata de llevar al extremo su batalla política contra Trump.

El fiscal general estadounidense, William Barr, comparecen ante el comité judiciario del Senado estadounidense en el Capitolio, Washington D.C (Estados Unidos). Foto: EFE

"No les gustaron los resultados del informe (de Mueller), y ahora quieren rehacerlo", subrayó Sanders.

La versión censurada del informe de Mueller indica que el fiscal especial no halló pruebas de que el entorno de Trump colaborara con Rusia en su presunta injerencia en las elecciones de 2016, pero también arroja dudas sobre una presunta obstrucción a la Justicia por parte del mandatario

* Nancy Pelosi, Trump está cada vez más cerca del juicio político

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que Trump está cada vez más cerca del juicio político con sus intentos por obviar las citaciones del Congreso y obstruir los esfuerzos de los legisladores para supervisar su gobierno.

"El presidente está presentando razones cada día" y "se está convirtiendo en autoenjuiciable políticamente", dijo Pelosi en una entrevista con el diario The Washington Post, al ser preguntada por la posibilidad de que la Cámara intente procesar al presidente republicano.

El presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, Jerrold Nadler, afirmó que la Casa Blanca "está aplicando mal la doctrina del privilegio ejecutivo", con una decisión que "representa una clara escalada del desafío del gobierno de Trump a los cometidos constitucionalmente mandatados del Congreso”.

Por su parte, La Casa Blanca dijo que las acciones de los demócratas forzaron la decisión.

"Enfrentados al flagrante abuso de poder de Nadler y, a petición del fiscal general, el presidente no tiene más opción que invocar la protección del privilegio ejecutivo", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La Comisión Judicial tenía previsto votar una resolución que recomiende que toda la Cámara declare a Barr en desacato con el Congreso, incluso aunque personal del panel y funcionarios del Departamento de Justicia trabajaban con la esperanza de impedirlo

* Con información de la Agencia Reuters