El presidente Donald Trump expresó este domingo su rechazo a la posibilidad de que el fiscal especial de la llamada "trama rusa", Robert Mueller, comparezca ante el Congreso para prestar testimonio sobre los hallazgos de su pesquisa. Foto: Reuters
La Cámara Baja también solicitó que Mueller comparezca ante su comité judicial algo que, según informaron algunos medios locales, podría tener lugar el próximo 15 de mayo.

El presidente Donald Trump expresó este domingo su rechazo a la posibilidad de que el fiscal especial de la llamada "trama rusa", Robert Mueller, comparezca ante el Congreso para prestar testimonio sobre los hallazgos de su pesquisa, tal y como piden varios legisladores demócratas.

"Bob Mueller no debería testificar", clamó el mandatario en un mensaje publicado este domingo en su cuenta personal de Twitter.

Trump criticó que, "después de haber gastado más de 35 millones de dólares" en una investigación de dos años que, a su entender, le exoneró de los delitos de colusión y obstrucción a la justicia, lo que buscan ahora los demócratas es una segunda oportunidad porque "odiaron" estas conclusiones.

"¡Que no haya una segunda ocasión para los demócratas!", tuiteó el presidente, quien volvió a insistir en que la investigación fue realizada por "18 demócratas furiosos", a pesar de que la mayoría del equipo responsable de la pesquisa, incluido el propio Mueller, son o fueron republicanos registrados.

Mueller dio por terminada la investigación sobre los supuestos vínculos entre el equipo electoral del presidente de EU, Donald Trump, y Rusia en la campaña para las elecciones de 2016 el 22 de marzo pasado, y a mediados de abril el fiscal general William Barr envió una versión censurada al Congreso.

En esta fotograf a de archivo del 24 de marzo de 2019, el fiscal especial Robert Mueller sale de la iglesia episcopal de St. John, ubicada frente a la Casa Blanca, en Washington. Foto: AP

Antes, no obstante, Barr hizo llegar al Capitolio un resumen de cuatro páginas con las principales conclusiones al Congreso en el que señalaba que Mueller no halló pruebas de nexos entre el entorno de Trump y el Kremlin, y que no había alcanzado una conclusión sobre una posible obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

Desde un principio, Trump se ha aferrado a estas conclusiones para defender su inocencia con vehemencia, ignorando, no obstante, que Mueller apuntó que su pesquisa tampoco exoneraba al mandatario.

Por este motivo, los demócratas llevan exigiendo que Barr entregue una versión completa de la investigación.

Además, Barr campareció ante el Senado para prestar testimonio, pero, por el momento, se ha negado a hacer lo propio en la Cámara de Representantes, controlada por la oposición.

La Cámara Baja también solicitó que Mueller comparezca ante su comité judicial algo que, según informaron algunos medios locales, podría tener lugar el próximo 15 de mayo.