Fotos: Orlando Sifuentes/Archivo
En su onceava edición este evento promete la mejor calidad, una jornada de ambiente familiar y las mejores versiones de este símbolo de la cocina española

Tal vez sea porque no hay muchos lugares en la ciudad que lo ofrezcan en su menú, o por las variadas versiones que se ofrecen de este platillo o incluso por el ambiente que se siente durante el día pero el Festival de la Paella Saltillo ya es un evento que forma parte de la cultura de esta ciudad.

Organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en su onceava edición este encuentro de decenas de establecimientos gastronómicos traerá nuevamente lo mejor de la paella a la ciudad este próximo 22 de junio en Parque Centro.

En entrevista con VANGUARDIA, el presidente de la CANIRAC Saltillo, Fabio Gentiloni, mencionó algunos detalles sobre el evento y respondió a las inquietudes de algunas personas por el cambio de sede de la Hacienda El Mimbre hacia este nuevo punto.

“La onceava edición es un número importante y queremos hacer algo de mucho impacto”, comentó, “primero que nada cambiamos la sede, nos vamos a acercar; el primer Festival de la Paella que hubo fue aquí en Galerías, en el estacionamiento y luego se movió al Museo del Desierto y luego al Mimbre y ahora nos lo volvemos a traer aquí a Parque Centro.

“Creo que el hecho de hacerlo aquí cerquita de la gente es mucho más importante. Más fácil el acceso. Estamos esperando más de 2 mil 500 personas y tendremos a 80 paelleros, o sea que vamos a tener comida para 4 mil personas y por ese lado estamos sobrados”.

Regresa. El Festival de la Paella 2019 vuelve a Parque Centro con más de 80 paelleros.

Aseguró que el espacio designado para el festival dentro de Parque Centro estará ambientado y adornado para ofrecer la mejor experiencia a los asistentes, con un toldo para resguardo del sol y lluvia, baños y medidas de seguridad adecuadas.

Destacó que aunque han considerado cambiar la fecha se ha vuelto tan tradicional hacerlo a finales de junio que resultó imposible, por lo cual, para enfrentarse a las inevitables lluvias que en años pasados han afectado buena parte del día, sin arruinar por completo el evento, hicieron estudios en el terreno que lo confirman como un espacio que no sufrirá inundaciones, como así sucedió en El Mimbre.

Aunado a lo anterior, habrá estacionamiento gratuito en Galerías Saltillo, un área designada exclusivamente para esto, para quienes se presenten con su boleto.

También señaló que en este año la parte benéfica no irá a Cáritas de Saltillo sino a la Cruz Roja y a la Asociación San Lorenzo, la primera siempre en busca de refuerzos para continuar su labor y la segunda encargada de la protección y difusión del patrimonio natural de la Sierra de Zapalinamé y el Cañón de San Lorenzo, origen de la vida y el agua en el Valle de Saltillo.

En esta ocasión, además, tendrán como invitados al estado de Zacatecas y al municipio de Torreón, además de un stand de los Pueblos Mágicos de Coahuila, quienes traerán su talento culinario con sus propias paellas y una muestra de su gastronomía típica.

A todo esto se suma la ambientación musical de grupos locales como P-Jama, Popo Arizpe, Los González, la amplia variedad de paellas de autor así como originales valencianas y la facilidad de poder recorrer otros puntos cercanos como Il Mercato Gentiloni, Maia y Galerías Saltillo, para hacer de esta una experiencia familiar y diversa.

“Vamos a tener el Pabellón de la Cerveza Artesanal y el de los Vinos de Coahuila”, comentó, “también habrá degustaciones de cervezas, vinos y licores. Tendremos un área de los niños, una especie de feria, con 20 puestos para que se entretengan y que te los cuiden”.

Los boletos, con valor de 800 pesos general y mil 200 VIP —el cual da acceso a un área reservada con mesas y meseros, además de baños exclusivos—, además de un boleto infantil en 300 pesos —para edades de 8 a 17 años, menores de 7 entran gratis—, pueden encontrarse en las oficinas de Profauna, Il Mercato y restaurantes afiliados a la CANIRAC.

Historias de buen ambiente

Este año los premios fueron reducidos a los más significativos, con otros entregándose sólo a un primer lugar, y los participantes podrán seguir participando por estos reconocimientos muchos señalan que la mejor parte de la experiencia siempre es participar.

Uno de los ganadores en pasadas versiones fue Casa Alameda, la cual por dos años consecutivos se alzó con la victoria en la categoría de Escudería, por la excelente presentación temática de sus cocineros.

En entrevista con VANGUARDIA Josafath Benavides, administrador del centro cultural, contó que “participamos hace dos años y como acabábamos de entrar a la CANIRAC y estábamos conociendo el gremio restaurantero queríamos involucrarnos con ellos. Yo había asistido alguna vez como espectador y nos emocionaba ser parte de esto”.

“No íbamos con la intención de ganar, simplemente de demostrar lo que nosotros hacíamos pero pues el primer año ganamos en dos categorías. En Decoración en segundo lugar y en Escudería en primer lugar, agregó.

“El primer año sólo participamos en al versión de la paella valenciana y en el segundo participamos en ese y como la de autor. Vino nuestro chef Eder Mezano y esa vez estuvo padre su propuesta porque él en base a unos documentos de una entrevista de unos reporteros españoles con Venustiano Carranza, deciden hacerle una paella con lo que encontraron aquí y le pusieron cabrito, codorniz y demás cosas y él fue lo que recreó”, contó.

Sobre la experiencia comentó que “es una fiesta. Yo creo que tanto como para los competidores como para los comensales. Independientemente de que ganes o no ganes es un ambiente demasiado festivo. Ves mucho ambiente, todos están en un mismo canal y es muy divertido participar y conocer gente del gremio, que te digan sus puntos de vista. No íbamos con la intención sobre lo gastronómico y sin embargo recibimos muy buenos comentarios”.

Representante. Fabio Gentiloni es el actual presidente de la CANIRAC y aseguró que el evento seguirá sorprendiendo.