Sergio Verduzco Rosán
Se acusan mutuamente de lesiones y amenazas

Un pleito entre padre e hijo, integrantes de una familia de empresarios inmobiliarios y constructores, terminó en los juzgados al acusarse mutuamente de lesiones y amenazas.

El empresario Sergio Verduzco Rosán y su hijo Alberto Verduzco Berlanga protagonizaron esta riña el pasado sábado, la cual trascendió ayer luego de que ambos lo hicieran público.

DENUNCIA EL HIJO

En primera instancia, Alberto Verduzco Berlanga acudió el pasado sábado a denunciar a su propio padre, al acusarlo de haberlo agredido arrojándole pedazos de adoquín, afuera de su casa en el fraccionamiento Residencial Misiones primer sector.

En su denuncia, Alberto narró que una cuadrilla de mantenimiento había acudido a su casa para reparar una fuga de agua.

En la casa contigua vive su padre Sergio Alfonso, quien al ver a los trabajadores –detalló Alberto- les pidió de mala manera que se fueran, especialmente a uno de ellos de nombre Emmanuel Franco.

“Le dijo que se largara de ese lugar y que se anduviera con cuidado porque le iba a mandar gente armada a darle una chinga”, señaló en su denuncia Verduzco Berlanga.

Posteriormente, Alberto se dio cuenta que los trabajadores no estaban realizando sus labores, por lo que al buscarlos, le comunicaron lo sucedido.

Allí fue en un segundo incidente, cuando su padre salió y se le abalanzó a él para agredirlo –detalló-, por lo que él retrocedía para evitar los golpes, tratando de que no se lastimara dada su avanzada edad.

Verduzco Berlanga denunció que tras ser calmado por los trabajadores, su padre le dijo “que me anduviera con cuidado, pues dirigiéndose hacia mí me manifestó que me traería gente armada”.

Alberto Verduzco Berlanga

RESPONDE CON 
DEMANDA EL PADRE

En una contrademanda interpuesta ayer, Verduzco Rosán señaló que en primera instancia, él vio a los empleados de Alberto, quienes dijeron ir a reparar una fuga, la cual –sostuvo Sergio- no existía, por lo que les pidió que se retiraran.

Añadió que a los 15 minutos nuevamente se escucharon ruidos, por lo que al acudir se dio cuenta que eran otra vez los trabajadores, pero ahora encabezados por su hijo Alberto, quien lo que pretendía era córtale el suministro de agua, según dijo en denuncia.

“Alberto empezó a insultarme, diciéndome que era un pendejo y viejo inútil y que de cualquier forma me quitaría el agua”, refirió Verduzco Rosán en su denuncia.

Indicó que fue en ese momento que Alberto lo tomó de los brazos y lo volteo de espaldas, tirándolo y empezándolo a golpear, agresión de la que resultó con moretones en los brazos y manos y dos costillas rotas.

Por ello, interpuso una denuncia en su contra este lunes.

Este problema familiar coincide con otro proceso legal que la familia tiene en tribunales.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.