ESPECIAL
¿Podrán los Lions y Bears cerrar distancias en la NFC Norte durante la temporada del 2020?

Aaron Rodgers sigue siendo el líder indiscutible en Green Bay, mientras que Kirk Cousins viene de ganar, finalmente, su primer partido de postemporada para Minnesota.

Por otro lado, Mitchell Trubisky lucha por su empleo en Chicago más allá del 2020, lo mismo que Matt Patricia como head coach de Detroit.

Esos son los contrastes que se viven en la NFC Norte de cara a la temporada regular del 2020.

¿Cuántas posibilidades tiene Foles de superar a Trubisky en Bears?

En su segunda temporada de NFL, Trubisky logró ser invitado al Pro Bowl gracias a una campaña en la que completó el 66.6 por ciento de sus envíos para 3 mil 223 yardas y 24 touchdowns contra 12 intercepciones. Fuera de este último rubro, todos esos números cayeron. Sin embargo, el mejor indicador del gran problema de Trubisky fueron sus yardas por intento de pase. Mientras que en el 2018 marcó un respetable 7.4, esa cifra se acortó dramáticamente a un 6.1 en el 2019, todavía menor al 6.6. que marcó como novato en el 2017. Para dar una referencia, tomemos en cuenta que Patrick Mahomes, seleccionado en el mismo draft que Trubisky, algunos escalones más abajo, nunca ha marcado por debajo de 8.1 en ninguna temporada.

Repentinamente, el campo se acortó verticalmente para Trubisky, y eso impidió que pudiera mover el ovoide, y con ello las cadenas con consistencia. Así de repentino, Nagy pasó de ser Coach del Año, a un entrenador con algo de temperatura en el asiento. Quizás todavía no está la situación como para encender las alarmas, pero sí lo suficientemente preocupante para enviar una selección de cuarta ronda a los Jaguars por Foles y, sobre todo, adquirir el compromiso financiero de 24 millones de dólares a lo largo de 3 años, con 21 millones garantizados.

Las posibilidades de Foles de iniciar la temporada como titular sobre Trubisky, son menores a las que tiene de terminar la temporada como titular sobre Trubisky.

¿Podrán los Lions armar un ataque terrestre competitivo?

El novato D’Andre Swift representa su mejor posibilidad en muchos años, al menos. Reggie Bush posee la única temporada de mil yardas terrestres para Detroit en los últimos 15 años. En ese lapso, los Lions han invertido una selección de primera ronda, cuatro selecciones de segunda ronda —incluyendo la de Swift—, dos selecciones de tercera ronda, una de quinta, tres de sexta y una de séptima, intentando encontrar una solución permanente al problema de la inconstancia por tierra.

Está de sobra decir que las cosas no han funcionado de acuerdo al plan. Entonces, ¿por qué es diferente Swift? Bueno, viene de un programa con una historia muy reciente de éxitos en la posición, en términos de prospectos de NFL. Además, Swift era considerado por muchos como el mejor corredor disponible en el draft de este año, más allá de que no fue el primer corredor elegido. Posee habilidad electrizante para anotar desde cualquier punto del campo y, gracias al talento, llega sin gran desgaste como colegial.

¿Cuánto tiempo le resta a Rodgers

Si estamos apostando a cuándo estará listo Jordan Love para suplantarlo como el mariscal de campo titular de los Packers, Rodgers puede estar tranquilo de que no sucederá pronto.

Los Packers sorprendieron a muchos en el pasado draft cuando ascendieron en el orden de la primera ronda para elegir a un quarterback, teniendo a un Rodgers en plenitud de facultades en plantilla. El antecedente está en la selección del propio Rodgers en la primera ronda del draft del 2005, cuando el ataque de Green Bay era comandado por un potente Brett Favre, o al menos eso parece a simple vista.

Rodgers pasó 3 años en la banca antes de recibir su oportunidad. El declive en su juego no es dramático, ni mucho menos, y en cuanto a habilidades físicas, no acusa ningún problema que pueda disminuir su eficiencia como pasador.

¿Hasta dónde puede llegar la ofensiva de los Vikings sin Diggs?

El primer escollo en el camino de Kubiak como coordinador ofensivo es reemplazar la producción de Diggs, quien fue canjeado a los Bills junto con una selección de séptima ronda, a cambio de turnos de primera, cuarta, quinta y sexta ronda de draft.

Diggs es un receptor abierto que llegó a Minnesota como recluta de quinta ronda en el 2015, y que eventualmente quedó desplazado del puesto de primero en orden de importancia para el juego aéreo por Adam Thielen. Sin embargo, incluso desde su lugar de segundo en el orden, Diggs fue una pieza clave para los Vikings, y viene de dos temporadas en que superó las mil yardas en recepciones.

Thielen, quien sufrió una lesión de tendón de la corva en el 2019 que redujo notablemente su efectividad, obligándole a perderse seis encuentros, regresa a Minnesota como la opción principal del quarterback Kirk Cousins, y ahora se verá acompañado por el novato Justin Jefferson, uno de dos reclutas de primera ronda del pasado draft para Minny. Jefferson viene de una temporada magnífica de 111 atrapadas para mil 540 yardas y 18 touchdowns para los campeones LSU Tigers, donde jugó en una ofensiva de estilo profesional bajo el entonces coordinador ofensivo Joe Brady. Ese punto es importante, si tomamos en cuenta que los novatos de este año no gozaron de una carga de trabajo y oportunidad de aprendizaje normal durante el receso de campaña. (Rafaél Zamorano / ESPN)