Foto: Cuartoscuro
De acuerdo con Ortíz Pinchetti, el fraude se equipara a la conspiración

Con el arranque de una nueva administración, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, a cargo de José Agustín Ortiz Pinchetti, buscará configurar un nuevo delito que permita sancionar el fraude electoral en su concepto más amplio.

“Los fraudes no son actos aislados, se orquestan, son formas de conspiración con un factor central que organiza y que orquesta. Habrá que mejorar mucho la definición sobre los delitos y en especial su penalización”, explicó el fiscal y anticipó que ya trabajan en una propuesta legislativa.

El  fiscal electoral aseguró que el nuevo régimen tiene como bandera fundamental lograr la democracia en México, lo que será un elemento fundamental para que la oficina a su cargo busque el apoyo del gobierno federal exclusivamente para impedir el fraude en los comicios.

Ante este panorama, garantizó que las resoluciones de la fiscalía estarán totalmente apegadas a la ley, acreditando que exista causa suficiente para perseguir a los delincuentes electorales y no en función a la política. “Pero lo tendríamos que probar”. Ortiz Pinchetti aseguró que las cosas han variado dramáticamente, ya que hasta su llegada la fiscalía se encontraba acotada fuertemente por el gobierno, y si no había voluntad de respetar las reglas democráticas por parte del Estado, era imposible hacer algo.

El mejor ejemplo, dijo, fue el caso de Santiago Nieto, que trató de romper esos límites y que le costó la chamba en una forma muy dura; un tema que aseguró no se reproducirá bajo la presente administración federal.