AP
Es un hecho que Kevin Durant no jugará el miércoles por la noche y Klay Thompson esta en duda, también por lesión

Si bien los Warriors sacaron “buenos resultados” de los dos primeros juegos de la Final de la NBA en Toronto, en donde pudieron emparejar la serie en el segundo juego, pudo haber sido con un alto costo.

Este miércoles el propio entrenador de Golden State, Steve Kerr, informó que para el tercer juego, que se lleva a cabo en Oakland, sigue descartado el estelar jugador Kevin Durant, quien se ha perdido los últimos siete duelos y no ha participado siquiera en una práctica formal al sufrir un tirón en la pantorrilla derecha el pasado 8 de mayo, en el quinto partido de la semifinal de la Conferencia del Oeste ante Houston.

Y aunque en la final de Conferencia del Oeste contra los Trail Blazers de Portland, los Warriors no extrañaron a Durant, en este duelo definitivo contra el campeón del Este, parece que si hace falta,

Kevin fue nombrado el Jugador Más Valioso de las dos últimas finales de la NBA, promediaba 34.2 puntos en estos playoffs antes de la lesión esta campaña.

En el primero juego contra Toronto, el equipo de Golden State se vio muy inferior al equipo dinámico que presentaron los Raptors.  En el segundo juego la suerte estuvo de su lado cuando Andre Iguodala anotó un triple en los últimos momentos del partido.

Pero esa victoria fue muy costosa, ya que Warriors sufrieron bajas sensibles por lesión, como la de Klay Thompson, quien sufrió una torcedura leve en el tendón de la corva y está en duda para el partido del miércoles por la noche.

Además, el suplente Kevon Looney sufrió una fractura no desplazada del cartílago en el lado derecho de la caja torácica y estará fuera de manera indefinida. Es un golpe a las variantes de los bicampeones defensores en la posición de pívot, lo que hace de la firma de Andrew Bogut en marzo un movimiento relevante, junto con el regreso de DeMarcus Cousins tras un desgarro del cuádriceps izquierdo.

Con información de AP