Foto: Especial
El Presidente reiteró que ya se está trabajando para rescatar los cuerpos de los mineros, sin embargo subrayó que teme no completar de tiempo

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, reveló ante los medios de comunicación que, junto con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se dio inicio a los trabajos para el rescate de los cuerpos de los mineros en Pasta de Conchos, Coahuila.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, AMLO recordó que su gobierno tiene el compromiso de buscar y reparar el daño a las familias de los trabajadores de la mina. Además, sostuvo que su única preocupación es que el tiempo no sea suficiente, pero subrayó que ya se está trabajando en dicha tarea.

“Ya comenzamos los trabajos de rescate y estamos comprometidos en que vamos a rescatar a los mineros, está trabajando la CFE, ya iniciamos los trabajos, se tiene el predio, tenemos comunicación permanente con los familiares, ya se está reparando el daño a lo que corresponde al Estado”, dijo.

"Se tienen qué hacer túneles nuevos para llegar a donde se puensa están los cuerpos. Son túneles profundos y largos y tenemos que cuidar que no haya accidentes por acumulación de gases, pero ya está la CFE trabajando", añadió.

Por otra parte, López Obrador señaló que aprobó el presupuesto para que la Secretaría de Hacienda (SHCP) proporcionara los recursos necesarios a la CFE; así como el pago de las indemnizaciones a familiares. "Quedé en regresar, voy a estar con ellos y no podemos incumplir con ese compromiso".

Respecto al proceso legal que esto conlleva, AMLO señaló que se debe mantener abierto, pero que el seguimiento del caso le corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR).

"Si hay denuncias se debe de actuar, no detener nada, no limitar el derecho de familiares de denuncias a los presuntos responsables", dijo.

Sin embargo, destacó que lo que le corresponde al Ejecutivo es la reparación de los daños, apoyar, dar indemnizaciones a los familiares, y el rescate de los cuerpos. Esto luego de una serie de reuniones y consenso entre los familiares de los mineros.