Bisexuales afrontan prejuicios y discriminación social e institucional

Círculo
/ 29 septiembre 2015

Mañana se conmemora el Día Internacional del Orgullo Bisexual

Ciudad de México.- A pesar de los avances registrados en materia de políticas públicas para reconocer y respetar los derechos humanos de la población no heterosexual, quienes se asumen como bisexuales afrontan prejuicios, rechazo y discriminación en legislaciones, normas y en el trato que día a día reciben por parte de funcionarios y empleados de salud, sociedad en general, así como de gays y lesbianas, coincidieron en señalar especialistas y activistas.

El bisexual es lo raro de lo raro, lo no definido, las o los promiscuos, quienes contagian el VIH según algunos sexólogos, los que salen con el hombre y la mujer al mismo tiempo según el estereotipo señalan Myriam Brito Domínguez, coordinadora de la organización Opción Bi en la Ciudad de México y la sexóloga Paulina Millán Alvarez, quien junto con Juan Luis Alvarez-Gayou han realizado investigaciones sobre bisexualidad en México.

Legislaciones como el Código Civil del Estado de México prevén como una de las causales de divorcio el hecho de que uno de los miembros de la pareja sea bisexual. La Norma Oficial Mexicana 003-SSA2-1993 referente al manejo de la sangre advierte que homosexuales y bisexuales no pueden donar y la idea de que quienes "contagian" el VIH hombres y mujeres es la población bisexual aún subsiste, incluso es fomentada por especialistas en salud sexual, lo que ha derivado en un rechazo y bifobia, mencionó Brito Domínguez.

Para la coordinadora de Opción Bi la bisexualidad es una orientación, un deseo erótico y un ejercicio de libertad y autonomía en donde un ser humano entabla relaciones erótico-afectivas con hombres y mujeres y donde se ha superado la dicotomía impuesta, negro-blanco, bueno-malo, heterosexual- homosexual, para sólo ver a las personas sin importar el género.

"Es un ejercicio de libertad. Alrededor de la bisexualidad existen prejuicios sin fundamento de quienes sólo afirman que hay de dos sopas y esto en un mundo de seres diversos es terrible".

Actualmente, la palabra bisexual tiene una connotación negativa debido a la información que se daba principalmente en la década de los noventa, pues en esa época se relacionaba a quienes se autodefinían como bisexuales con la transmisión del VIH, explicó Millán Alvarez.

Para la investigación Homosexualidad, bisexualidad, travestismo, transgeneridad y transexualidad. Derrumbe de mitos y falacias, publicada por el Instituto Mexicano de Sexología y realizada conjuntamente por Millán Alvarez y Alvarez-Gayou Jurgenson en 2004, se encuestó a mil 200 personas, los resultados revelaron que México 7.8 por ciento de los hombres y 4.6 por ciento de mujeres dijeron sentir una atracción por ambos sexos.

Paulina Millán mencionó que hoy en día realizan una investigación en donde no se utilizó la palabra bisexual debido a la "connotación negativa" con la que es asociada. Las respuestas de los participantes fueron "sorprendentes", dijo, pues la mayoría de los entrevistados reconocieron que "en algún momento de su vida se han sentido atraídos por personas de su mismo sexo y del sexo opuesto".

En este texto, la especialista enumeró los mitos generados en torno a la población bisexual como "la infidelidad, el no compromiso, la promiscuidad y que sólo son seres que lastiman. Realmente la mayoría de quienes afirman esto son personas que repiten los que les dicen o escucharon, son dichos basados en repetir y en un profundo desconocimiento".

Para la activista Myriam Brito, la forma de combatir la bifobia es con un lenguaje incluyente que visibilice a los bisexuales, además de cambiar la redacción en reglamentos y leyes e informar a personal de salud las necesidades de la población diversa. "No es lo mismo una chica que tiene sexo con chicos o con chicas, a una mujer u hombre cuyo interés son las personas de ambos sexos".

A pesar de que aún persisten los prejuicios y estereotipos hacia la población bisexual tanto Millán como Brito reconocen avances en el tema, pues desde hace 15 años en la capital del país se imparten talleres reflexivos de mujeres bisexuales (Tremub), con la organización Código Bi que mañana 23 de septiembre cumple nueve años. En Jalisco y Nuevo León hay grupos lésbicos con actividades dirigida a la población bi.

De acuerdo con Millán la bisexualidad es una palabra surgida por la necesidad de lo seres humanos de autodefinirse: "Las etiquetas no sirven de nada en la sexualidad, la cual debe ejercerse con libertad y responsabilidad.

Esta efeméride surgió como una propuesta de la sociedad civil estadounidense y británica que estableció el 23 de septiembre como Día Internacional de la Bisexualidad con motivo del aniversario luctuoso del psicoanalista Sigmund Freud, primer experto en plantear de manera teórica la bisexualidad. A partir de 2008 esta fecha es reconocida en México.