Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Preocupa esquizofrenia entre jóvenes mexicanos

Círculo
/ 23 septiembre 2015

El transtorno neurodegenerativo de la esquizofrenia afecta a un millon de personas en el país

CIUDAD DE MÉXICO.- Salí por la noche de aquel bar de la Condesa, harto de la gente, sin poder recordar lo que quería decir y sin saber a dónde ir. Solo por la ciudad, lo único que recordé en ese momento es la necesidad de perseguir aquel pájaro en forma de hombre que tanto me habla al oído. Lo vi a lo lejos. Apresuré el paso. Dobló en la esquina al darse cuenta que iba detrás de su sombra. Lo alcancé y al tomarlo por el cuello le advertí "Si vuelves a aconsejarme frente a mis amigos, no te volveré a hacer caso".

La esquizofrenia es un transtorno neurodegenerativo que se presenta con mayor frecuencia entre los jóvenes adultos de 17 a 25 años en México, afirmó Hugo Sánchez investigador de la Facultad de Psicología de la UNAM.

El trastorno se puede detectar cuando la persona tiene signos positivos: El sistema sensorial engaña y genera imágenes que no existen, y se pueden dar a nivel olfativo, somato-sensorial, visual y auditivo; negativos: la persona se vuelve apática, aislada y con pobreza de lenguaje; y cognitivos: complicaciones ligadas al pensamiento, como problemas de atención, memoria, lenguaje y toma de decisiones.

"Los signos negativos y positivos son atendidos por su visibilidad, pero los cognitivos son ignorados. No es lo mismo evaluar un sistema motor deteriorado, que un cerebro alterado" afirma Sánchez.

En México, según un censo de la Organicación Mundial de la Salud, el 0.7 por ciento de la población sufre esquizofrenia, lo que equivale a casi un millón de personas. En el mundo  es el 2 por ciento de la población.  Sánchez aclaró que "no podemos decir que éste es el universo de personas afectadas, pues quienes están en situación de calle o son tratados por otro trastorno no son censados".

"La esquizofrenia no sólo se relaciona con la remisión de los signos y síntomas, sino con la reintegración del sujeto a la sociedad, pues este padecimiento es discapacitante y el sujeto ya no puede discernir correctamente" afirmó.

Las principales alteraciones que se presentan en la esquizofrenia son en el exceso de secreción de dopamina, que se desplaza de la mitad del cerebro al límbico, dónde se presentan las emociones y al el sistema mesocortical, por el que se vincula con problemas de atención, concentración y memoria.

Además de afectar el sistema dopaminérgico, también altera partes fundamentales para el funcionamiento del cerebro y comportamiento del humano, como el glutamatérgico, serotonérgico, colinérgico y el gabaérgico.

Debido a que la esquizofrenia es un trastorno neurodegenerativo, las personas se vuelven más impulsivas y no se detienen ante nada por la la deficiencia de dopamina, cerotonina y la neurotransmisión.

Hugo Sánchez afirmó que los detonantes al transtorno pueden ser factores como las complicaciones obstétricas, problemas en el neurodesarrollo, la genética, deficiencias a nivel de los receptores, consumo de drogas y alcohol, entre otros.

En el laboratorio a su cargo "exploramos alternativas que permitan recuperar funciones perdidas. La terapia, medicamento y apoyo de la familia son parte de un tratamiento integral" ya que si no se trata a tiempo, el paciente no se cura por completo, confirmó Sánchez.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sugerencias del editor