Monclovenses llevan un mes en prisión en EUA; piden 3 mil dólares para ser liberados

Coahuila
/ 23 septiembre 2021

Buscaban el “sueño americano”; sus familias piden ayuda a las autoridades para que sean deportados.

Un grupo de ocho jóvenes monclovenses se encuentran detenidos en diversas prisiones de Estados Unidos después de intentar cruzar ilegalmente la frontera en dos ocasiones, con el objetivo de trabajar en esa nación y enviar recursos a sus familias.

Hace un mes atrás, Erick Alejandro Hinojos Mireles, Mario Jonathan Hernández Sánchez, José Eliezer Sánchez Ramírez, Ricardo Armendáriz, José Antonio Robles García, José Enrique Sánchez Rodríguez, Edgar y Víctor Elizondo, emprendieron su viaje a Piedras Negras donde cruzarían el Río Bravo, al estar en territorio americano fueron detenidos y deportados a la misma ciudad, sin embargo, volvieron a intentarlo y nuevamente fueron sorprendidos por las autoridades estadounidenses.

En esta ocasión, no fueron deportados si no encarcelados, sus familias quienes tienen comunicación a diario con ellos aseguran que les señalan por los delitos de invasión ilegal de tierras estadounidenses y por subir de forma ilegal en un tren federal.

Les solicitan entre 2 mil a 3 mil 500 dólares de multa para salir en libertad, sin embargo, por ser de escasos recursos no los pueden pagar, por lo que les están cambiando constantemente de prisión, algunos están en Val Verde, otros en la prisión estatal Unidad Segovia y dos de ellos fueron trasladados a un penal de Reynosa Tamaulipas, en México.

“Se fueron en bola los detuvieron dos veces, pero ya tienen un mes, eran como ocho jóvenes no nos explicados porque fregados los tienen detenidos por que no nos dan contestación, están sin ninguna respuesta, no les dan abogados, solo les han dicho que tienen que esperar” dijo Alicia Hinojos Mireles.

Temen por la integridad de los jóvenes de entre 19 a 33 años, toda vez que ellos aseguran que en prisiones de Estados Unidos hay hasta 50 personas en una celda, entre ellos niños, niñas, jóvenes y adultos, muchos de ellos migrantes.

“Queremos saber qué cargos tienen los muchachos porque todos estamos bien desesperados, porque el temor mío, Tamaulipas para mí es una tierra caliente, que algún preso maldoso le haga daño a mi hijo, pero allá saben que no somos de allá, por mi hijo voy a llegar hasta allá” expresó María de los Ángeles Sánchez, madre de Mario Jonathan.

Las declaraciones las dieron al exterior de la presidencia municipal donde exigieron al alcalde de Monclova Alfredo Paredes que les apoye con asesoría para ayudar a sus familiares detenidos, posteriormente a ello se manifestaron al exterior de las oficinas de Relaciones Exteriores, no tuvieron respuesta en ambos sitios.