Foto: Internet
El Semanario Sin Limites
Las multinacionales de bebidas se han apoderado del mercado de los países en desarrollo de América Latina ofreciendo productos poco sanos, de acuerdo con el chef.
Ciudad de México.- De acuerdo con el estudio sobre la Carga Global de Enfermedades (NutriCoDE, por sus siglas en inglés) del Grupo de Expertos sobre Nutrición y Enfermedades, investigación a nivel global sobre el consumo de bebidas azucaradas e incidencia de muertes en 54 países, México se encuentra a la cabeza con el mayor número de muertes atribuibles al consumo de bebidas azucaradas, esto es, muertes por diabetes, enfermedades cardiovasculares y cánceres relacionados con la obesidad.

Al respecto, el chef Jamie Oliver señaló en una entrevista al diario británico Daily Mail que las empresas multinacionales de bebidas se han apoderado del mercado de los países en desarrollo de América Latina y esto se ha visto reflejado en la salud deteriorada de sus habitantes.

Oliver sostiene que compañías como Coca-Cola han dominado a los países en desarrollo ofreciéndoles productos poco sanos.

Jimmy Doherty, amigo de la infancia de Oliver y con quien comparte un programa de cocina, contó en la entrevista que en una visita reciente a una clínica dental en México estaba asombrado al ver que trataban a niños de tres años sin dientes porque beben muchísima Coca-Cola. Pero vas allí y los dentistas están sentados en sillas de la marca Coca-Cola, bajo paraguas de Coca-Cola. Están saturados.

Oliver, quien ha sido la estrella de más de 15 programas de televisión dedicados a la cocina y es conocido a nivel mundial, continuó explicando que partes de Sudamérica han sido violadas por marcas occidentalizados de baja calidad.

Entre los países de la OCDE, México ocupa el primer lugar en diabetes tipo 2, enfermedad relacionada con el consumo de azúcar, y ésta se encuentra entre las primeras causas de muerte en el país.

Definitivamente el próximo mal será el azúcar. Es el siguiente tabaco, sin duda, y esa industria debe ser temida. Y también debe ser gravada, al igual que el tabaco y cualquier otra cosa que puede francamente, destruir vidas, afirmó Oliver.

Durante una conferencia de prensa en noviembre pasado para dar a conocer los resultados del estudio de la NutriCoDE, el Dr. Dariush Mozaffarian, rector de la Escuela Friedman de Políticas y Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Tufts, refirió que si bien México ha sido un ejemplo a seguir con el impuesto a los refrescos, hacía falta que todos los ingresos que se generen de éste sean utilizados para programas de prevención y subsidio a alimentos saludables.