Sylvia Georgina Estrada
Los Angeles de La Habana trajeron el ritmo caribeño al territorio coahuilense
El sabor cubano calentó la noche saltillense a través de la salsa, el merengue y el reggaetón. Las chaquetas, las bufandas y los abrigos no fueron impedimento para que los bailadores convirtieran la Plaza de Armas en pista de baile.

Los Angeles de La Habana se apoderaron del escenario con su energía y vitalidad para ofrecer un concierto, la noche del pasado miércoles, dentro de la gira que la joven orquesta ha realizado en ocho municipios del estado, como parte del Festival Artístico Coahuila 2007.

Los cubanos se sacudieron el frío gracias al baile, que estuvo siempre presente en las 12 piezas que interpretaron, que igual incluyeron bolero y son cubano.

Durante una hora y media, los artistas mezclaron temas de su composición con piezas del cancionero cubano, bien conocidas por la audiencia.

No faltó el concurso de baile a ritmo caribe, en el que participaron varias chicas saltillenses para hacerse acreedoras al primer premio: un beso de uno de los cuatro vocalistas del grupo.

Las voluntarias no escasearon y el público se dejó contagiar con este ambiente de fiesta tropical, en el que la música movía los pies y las manos de todos los que pisaron la plaza.

El romance tampoco faltó y el cantante ofreció a las mujeres saltillenses "un bolero muy lindo, que gusta mucho a los cubanos y que popularizó Luis Miguel".

Los acordes de "Cómo Duele" llenaron de nostalgia la noche, pero la melancolía duró poco, porque la salsa se apoderó de nueva cuenta del escenario.

"24 Kilates", tema que aparece en la segunda producción del grupo, resonó en la plaza y fue aderezado por los pasos de baile de los cuatro vocalistas, que no escatimaron su talento coreográfico.

El homenaje a Celia Cruz no podía faltar. "La Vida es un Carnaval" puso a bailar a los asistentes, que se pusieron de pie, olvidaron las sillas y unieron sus voces a la de los cantantes.

Dyaran Pardomo, antes del concierto, dijo que es muy fuerte la conexión que los cubanos sienten con la música mexicana y la calidez de la gente coahuilense.

Y este sentimiento quedó patente cuando los músicos interpretaron "Cielito Lindo" a ritmo cubano, arreglo que agradeció el público con vítores y "bullas".

"Vamos a juntar toditas las manos todos los cubanos y todos los mexicanos", entonaron los músicos al compás de la salsa. La gente se unió a este canto alzando las manos, despidiendo a los jóvenes que entregaron un concierto cálido, que espantó por un momento a la onda fría que azotó a la noche saltillense.

El perfil

Los Angeles de La Habana es una de las orquestas de salsa más jóvenes de Cuba. Se fundó en 2002 por iniciativa de Hugo R. López y Dyaran Perdomo. Desde el origen, la orquesta está conformada por jóvenes, cuya edad promedio es de 25 años, y que tienen cualidades interpretativas, tanto desde el punto de vista musical como escénico.

El reconocimiento de este grupo radica en la conjunción del trabajo vocal, juventud, dinamismo y la proyección escénica, donde incorporan elementos de teatro y danza.