La decadencia que ya se vive en la Liga MX

Deportes
/ 19 octubre 2021

    Que de los últimos 37 partidos de Liga, solamente en 13 un equipo ha sido capaz de anotar más de un gol, refleja que algo anda muy mal.

    Para muestra, la Jornada 13, la de este fin de semana, en la que Chivas fue el único que logró dos goles, mientras que seis equipos no anotaron y 11 solamente de a uno.

    Que la mayoría de los goles hayan sido en tiempo suplementario, con eso de que ahora los partidos tienen más de 100 minutos de duración, también refleja que algo anda mal.

    Que el tiempo muerto de un partido de dos equipos de élite, como Cruz Azul y Tigres, haya sido de 49 minutos (más de medio tiempo sin jugar), o del San Luis vs América haya sido de 59 minutos y 16 segundos, también refleja que algo anda mal.

    Que el arbitraje siga siendo nota cada jornada por el miedo de los silbantes a ser castigados y por eso toman decisiones contradictorias y hasta fuera de reglamento. Que el VAR no ha servido para maldita la cosa y los silbantes pasan por las canchas con una falta de capacidad asombrosa...

    Que la violencia siga estando presente y nadie haga algo para resolver este tema espinoso para los directivos...

    En el Azteca, hace unas semanas —en el América vs. Pumas—, en San Luis Potosí hace días hubo detonaciones y el sábado una bronca de magnitud gigantesca, en la que se vio envuelto a un niño en brazos de un tipo que debería ser buscado por la ley.

    ¿Decadencia de la Liga MX? Sí, desafortunadamente sí. No han trabajado en aspectos deportivos, ni sociales, solamente presumen partidos y más partidos contra la MLS, pero en casa nada nuevo que presumir. Sigue el bajo nivel competitivo, pocos o nulos jugadores contratados de élite, arbitrajes de miseria, partidos poco atractivos y violencia, mucha violencia.

    Faltan algunas jornadas, exactamente cuatro para terminar el torneo mexicano, y no se ve por dónde pueda mejorar. La falta de ambición de algunos equipos, que saben que perdiendo y perdiendo, empatando y empatando, pueden llegar a la fase final, ha hecho del torneo un suplicio.

    Al interior, nadie reconoce los errores de la Liga MX, pareciera que todo es maravilloso, cuando en realidad deberían estar preocupados por cómo la violencia puede acabar con los patrocinadores, porque tener partidos con tiempo muerto de 60 minutos aleja a los aficionados de las pantallas de televisión.

    Hoy, no hay pasión en la Liga MX, han mal acostumbrado al público que —si tiene oportunidad de encontrar algo más divertido en otras Ligas u otros deportes— le cambiará sin pensarlo. Es muy complejo enlistar 10 partidos de alta intensidad y alto nivel en la actual temporada. Se están acabando a la Liga sin meter las manos desde las oficinas de Toluca.

    COMPARTE ESTA NOTICIA

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie