LA JORNADA
Hong Kong, China.- Arqueólogos descubrieron la antigua mandíbula de lo que sería una nueva especie de simio muy cercana al último ancestro común de gorilas, chimpancés y humanos, reveló un estudio divulgado el martes.
El fósil, de 10 millones de años de antigüedad y completo, con 11 dientes, fue recuperado en 2005 de entre depósitos de barro volcánico en la región Nakali, en Kenia, en el borde oriental del Valle Rift, por un equipo de investigadores japoneses y kenianos. El fragmento y la dentadura sugieren que la criatura tenía un tamaño entre el de una hembra de gorila y una de orangután y se alimentaba de frutos secos y naturales, así como de semillas.

"Los dientes estaban cubiertos de un grueso esmalte, y las fundas eran bajas y voluminosas, lo que sugiere que su dieta consistía en una considerable cantidad de objetos duros, como frutos secos o semillas", dijo en entrevistaYutaka Kunimatsu, del Instituto de Investigación de Primates de la Universidad de Kyoto.

"Podría situarse (en la escala evolutiva) antes de la división entre gorilas, chimpancés y humanos", añadió.

Los investigadores afirmaron que el fósil llena lo que hasta hace poco era una especie de vacío en el registro de fósiles, y desafía una de las suposiciones vigentes sobre la evolución de los primates.

Estudios genéticos sugieren que los humanos y los grandes simios evolucionaron por separado a partir de un ancestro común, hace unos ocho millones de años, pero los paleontólogos han luchado por encontrar fósiles de los ancestros de los grandes simios del Africa moderna de los pasados 13 millones de años.

Sin embargo, los científicos han hallado muchas evidencias de fósiles de grandes simios en Europa y Asia en ese periodo, y también observaron algunas similitudes entre algunos de ellos y los africanos contemporáneos.

Eso llevó a algunos paleontólogos a especular con que el ancestro común de simios y humanos había abandonado Africa y evolucionado en varias especies diferentes, y que una de ellas volvió luego al continente para convertirse en el eslabón faltante entre el hombre y sus parientes primates más cercanos.

"Sólo tenemos algunos fragmentos de mandíbula y algunos dientes (...), pero esperamos encontrar otras partes del cuerpo en nuestra investigación. Planeamos volver el año que viene. Intentaremos encontrar los huesos de debajo del cuello para que nos digan cómo se movía el animal", dijo Kunimatsu.

Pero esta nueva evidencia parece debilitar esa teoría, y no es la única.

Además de esta nueva especie keniana de simio antiguo (apodado Nakalipithecus nakayamai), recientemente surgió evidencia de otro antiguo simio africano.

En agosto, un equipo de paleontólogos japoneses y etíopes anunció que había descubierto en 2006 y 2007 fósiles de dientes de 10 millones de años de antigüedad, en la región Afar de Etiopía. Indicaron que los dientes probablemente pertenecían a una especie proto-gorila, que bautizaron Chororapithecus abyssinicus.

Antes de esto, la más reciente vez que un fósil homínido de este periodo fue encontrado en Africa fue en Kenia, en 1982.

Hogar de sus ancestros

La evidencia de que ese continente fueel hogar de varios ancestros de los simios en la mitad y el final del mioceno arroja dudas sobre la teoría de que los antepasados de los simios africanos contemporáneos se extinguieron completamente en en ese sitio y luego fueron reintroducidos desde Europa o Asia, señalaron los autores en las Actas (Proceedings) de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. "Ahora tenemos un buen candidato en Africa. No necesitamos pensar que el ancestro común volvió de Eurasia a Africa", dijo.

El mioceno es el periodo ocurrido hace entre 23 mil millones de años y 5 mil millones de años. "Algunos simios dejaron (entonces) Africa y migraron a Eurasia. Luego se volvieron orangutanes en el sudeste asiático", dijo el investigador.

Será necesario hallar más fósiles para realizar el árbol genealógico de los simios africanos modernos, "es probable que estos homínidos del mioceno tardío sean más o menos cercanos al último ancestro común de los grandes simios africanos y los humanos", concluyeron los autores.

-----
Trozo de la mandíbula con tres de los 11 dientes de la nueva especie, en el Museo Nacional de Kenia Cerrar ventana