El Universal
En 1991 se difundió la noticia de que el mexicano sería jugador de los catalanes, pero no se concretó
Ciudad de México.- La noticia fue una bomba que invadió las redacciones de los periódicos por todo el mundo: Hugo Sánchez firmaba por el Barcelona. Y lo anunciaba su propio representante, José Manuel Sanz.

El contrato era por dos temporadas con el flamante campeón de la liga española.

Pero todo resultó una estrategia para tratar de forzar al Real Madrid a extender el contrato del mexicano, que se recuperaba de la grave lesión de rodilla que lo apartó casi un año de las canchas en 1990.

Hugo finalizaba su contrato con el Real Madrid el 30 de junio de 1992. La información se difundió en mayo de ese mismo año, cuando el jugador estaba cerca de regresar a la actividad, antes de lo previsto.

Sanz Rivera anunció que la contratación del mexicano por el Barcelona podría concretarse dentro de pocos días y la noticia tomó fuerza porque se recordó que el holandés Johan Cruyff, director técnico del club azulgrana, le llamó por teléfono a la clínica donde fue internado el mayor goleador de ese momento en Europa.

Si hubiera sido contratado por el Barcelona, Hugo Sánchez habría sido el segundo jugador -detrás del alemán Bernd Schuster- que habrá vestido las casacas de los tres "grandes" del fútbol español: FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid.

Finalmente, Hugo regresó a jugar con el Real Madrid para los últimos partidos de la temporada 1991/92, pero tuvo poca oportunidad de jugar (ocho partidos y tres goles) y terminó regresando a México, en donde jugó con el América en la temporada 1992/93.

Hugo regresaría a España al año siguiente. Jugó para el Rayo Vallecano y consiguió 16 goles. Las cosas habían cambios desde que se fue. El Barcelona tenía como centro delantero al mejor del mundo en esos días, Romario, quien consiguió 30 tantos en ese torneo.