Estados Unidos tiene preparado un plan de emergencia para el eventual envío de tropas a Basora si el Gobierno británico decide sacar a sus militares de esa región iraquí, según el general norteamericano Raymond Odierno.
Londres, Inglaterra.- En unas declaraciones publicadas hoy por el diario "The Times", Odierno dijo que Gran Bretaña tiene todavía "misiones" pendientes en el sur de Irak que Washington espera que cumpla, pero si Londres decide sacar del país los algo más de 5.000 militares que aún tiene destacados allí, EU podría verse obligado a enviar sus tropas a la zona.

El general Odierno, número dos de las fuerzas de EU en Irak, enumeró las responsabilidades británicas en el sur de ese país, entre otras mantener un cuartel general, entrenar a los iraquíes, garantizar la seguridad de las líneas de abastecimiento al resto del país y tener dispuesta una fuerza de reacción rápida.

"Hay todavía varias misiones que necesitamos que lleven a cabo (los británicos) y que les hemos explicado", dijo el alto mando militar estadounidense.

El general Odierno hizo esas declaraciones a "The Times" y varios diarios estadounidenses días antes de que su inmediato superior, el general David Petraeus, entregue al Congreso estadounidense su informe sobre la estrategia de la Casa Blanca en Irak, consistente en el envío de otros 30.000 soldados al país.

Según "The Times", la posibilidad de que el Reino Unido retire sus tropas no es del agrado del Gobierno de Washington, expuesto a crecientes presiones por parte de la opinión pública para que repatríe a las suyas.

Una eventual retirada británica sería vista en Washington "casi como una traición", escribe el periódico.

Odierno dijo, por otra parte, que hay motivos para creer que siguen vivos los cinco rehenes británicos secuestrados hace tres meses en el ministerio iraquí de Finanzas aunque no explicó si había habido contactos con los secuestradores.

El general atribuyó en cualquier caso el secuestro a elementos indisciplinados del ejército de Al-Mahdi, milicia leal al clérigo radical Moqtada al-Sadr.

El general Odierno instó a Al-Sadr y a sus seguidores a demostrar que la tregua que anunciaron la pasada semana es real, identificando a los elementos responsables del secuestro.