Foto: Vanguardia/ Archivo
SDP Noticias
El estudio realizado por investigadores de la Universidad de Melbourne, apunta a describir el bienestar físico, mental y social de los hijos de padres gays y de madres lesbianas, comparando estos factores con el impacto de los estigmas y prejuicios que existen sobre las familias homoparentales
Australia.- Los niños adoptados por parejas gays son más sanos y logran mayores niveles de bienestar que los demás. 

El estudio realizado por investigadores de la Universidad de Melbourne, apunta a describir el bienestar físico, mental y social de los hijos de padres gays y de madres lesbianas, comparando estos factores con el impacto de los estigmas y prejuicios que existen sobre las familias homoparentales. 

En promedio, los hijos de familias homoparentales (lideradas por parejas del mismo sexo) lograron niveles mayores de bienestar físico y emocional, 6 por ciento por arriba de los niños criados por parejas hombre-mujer. 

Ahora bien, en otras categorías más específicas como: comportamiento, salud mental y autoestima, los informes indicaron que los niños de familias gays son muy parecidos a los de familias "tradicionales". 

"Parece que las parejas gays se llevan mejor que otras, eso tiene un impacto positivo en la salud de los niños (sus hijos)", advirtió el Dr. Simon Crouch del Jack Brockhoff Child Health and Wellbeing Program, del Centre for Health Equity at the University of Melbourne.

Para Crouch, es muy importante el énfasis que las parejas gays dan al desarrollo de las habilidades de sus hijos, dejando a un lado los roles tradicionales de género. 

"Los niños asumen roles que se adaptan a sus habilidades particulares, en vez de caer en los estereotipos de género", explica Crouch. "Esto conduce a una unidad familiar más armoniosa, que a su vez deriva en mayores niveles de salud y bienestar general", puntualiza. 

Este estudio incluyó el análisis de información de 500 niños y 315 padres de familia gays. 

Con información de HuffingtonPost