Pascual Escandón/El Guardián
Saltillo, Coahuila.- Los años no pasan en balde, reza el dicho, y lo ratifican quienes a causa de la despedida de los mejores años pierden progresivamente algunas de sus facultades. La visión es una de ellas.
Cuando alrededor de las personas las imágenes comienzan a distorsionarse, y los rostros aparecen como maniquíes, un grave mal se está gestando, se trata de la maculopatía senil, la cual afecta a 10 millones de mexicanos.

Así lo dio a conocer Alfredo Monroy Montoya, especialista en oftalmología del IMSS, quien comentó los pormenores de la enfermedad progresiva, y que en algunos casos puede tener consecuencias funestas.

IR AL MÉDICO

De acuerdo con el entrevistado, llegar a los 55 años significa también la necesidad de acudir con el médico para una revisión de la capacidad visual, pues a esa edad, es cuando se puede manifestar el mal.

La maculopatía senil se caracteriza por lesiones progresivas de la mácula, una pequeña área situada en el centro de la retina, la zona más fina de la visión y aun cuando no hay ceguera total, sí existe dificultad para distinguir los detalles de las formas.

"Los pacientes ven el rostro de las personas distorsionado, como un maniquí, sin cejas, pestañas o rasgos finos. Las imágenes se distorsionan, los renglones parecen torcidos y en las cuadriculas desaparecen varios cuadros o se observan asimétricos", dijo.

Más tarde, sí ésta no fue atendida, se puede perder la visión con detalle, y la calidad de vida disminuye para el paciente y quienes lo rodean.

La maculopatía por edad aparece cuando algunos de los vasos de las capas más profundas de la retina rebasan el epitelio pigmentario y empiezan a crecer por debajo del área macular.

Esos vasos, por ser defectuosos, sangran o liberan líquido en ese espacio, desencadenando el problema de tipo degenerativo. Una de las fases de la maculopatía senil es la húmeda y otra la cicatricial o seca.

En la segunda etapa se forma una cicatriz, e irreversiblemente el tejido queda totalmente dañado, que es cuando ya poco se puede hacer por el paciente.

NO TODOS LA PADECEN

Hay que aclarar que no todas las personas están condenadas a sufrir esa enfermedad, ya que entre las causas figuran las de tipo genético, además de que factores, tóxicos, nutricionales y ambientales, como la radiación ultravioleta.

El tabaco ha sido mencionado como un factor de riesgo para el desarrollo de ciertas afecciones ligadas a la maculopatía, sin embargo, dijo, las pruebas aún no son concluyentes.

Por otra parte, recomendó a la población, sobre todo quienes están próximos a cumplir 50 años a que hagan conciencia del cuidado de la vista, pues es mejor prevenir males como el descrito.