Notimex
Muerte al invasor es una obra de 249 metros cuadrados pintada en dos muros y un plafón abovedado en la biblioteca de la Escuela México, que muestra a próceres mexicanos y chilenos -Cuauhtémoc, Caupolicán, Miguel Hidalgo y Bernardo O'Higgins- resistiendo la conquista.
Santiago, Chile.- El embajador de México en Chile, Mario Leal, anunció hoy que este sábado será develado en la sureña ciudad de Chillán, el mural de David Alfaro Siqueiros Muerte al invasor, el cual fue restaurado por expertos del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

La obra, pintada en 1942, mostraba grave deterioro y tres restauradores mexicanos del INBA trabajaron en su recuperación durante 14 meses, en un proceso que culminó "de manera muy satisfactoria", señaló Leal.

La reinauguración del remozado mural contará con la presencia del propio embajador y de la directora del INBA, Teresa Vicencio, en representación del gobierno de México, y por Chile asistirán el canciller Mariano Fernández y el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar.

Muerte al invasor es una obra de 249 metros cuadrados pintada en dos muros y un plafón abovedado en la biblioteca de la Escuela México, que muestra a próceres mexicanos y chilenos -Cuauhtémoc, Caupolicán, Miguel Hidalgo y Bernardo O'Higgins- resistiendo la conquista.

Los restauradores David Oviedo Jiménez, Elena Acosta y Renato Robert Paperetti trabajaron entre agosto de 2008 y septiembre pasado en la obra de Siqueiros y en el mural De México a Chile, del mexicano Xavier Guerrero, el cual también se encuentra en la Escuela México.

El embajador Leal señaló que los tres restauradores, al frente de un equipo en el que también participaron especialistas chilenos, realizaron un minucioso trabajo resanando grietas y fisuras que habían sido provocadas por temblores.

Señaló que además cubrieron, en los dos murales, faltantes de superficie ocasionados por la humedad, y en el de Siqueiros debieron retirar y resanar algunos paneles que albergaban murciélagos y roedores.

Patrimonio cultural de Chillán

La restauración de los dos murales costó alrededor de 250 mil dólares que fueron aportados por los gobiernos de México y Chile, la Empresa Forestal Arauco y la Municipalidad de Chillán, la cual solventó el costo de la estancia de los restauradores mexicanos.

Muerte al invasor y De México a Chile constituyen el principal patrimonio cultural de Chillán, sitio turístico y un orgullo para esa tradicional ciudad chilena de unos 200 mil habitantes, cuna del prócer de la Independencia de este país, Bernardo O'Higgins.

"Los murales quedaron en perfectas condiciones y con las previsiones que se tomaron se garantiza la preservación de estas importantísimas obras por muchos años más", sostuvo el embajador mexicano.

Con la restauración de estas obras, abundó el diplomático, los gobiernos de los dos países demuestran interés por unir esfuerzos para engrandecer la sólida relación bilateral que existe y para salvaguardar el importante patrimonio cultural que han forjado.

Durante la develación de los murales, este sábado, será presentado un catálogo relativo a su historia y un video sobre el proceso de rehabilitación desarrollado por restauradores del INBA, junto con un grupo interdisciplinario de jóvenes expertos chilenos en arte.