Miami, Fla.- Una deficiente presentación del quarterback novato John Beck condenó el más reciente intento de los Delfines de Miami por llevarse una victoria.
Tres de los pases de Beck fueron interceptados y además perdió dos balones el domingo, y la foja de los Delfines cayó a 0-12 al perder ante los Jets de Nueva York por 40-13.

Las pérdidas de Beck causaron un touchdown y tres goles de campo. En tres aperturas no ha sido capaz de conducir a la ofensiva hacia una anotación.

A pesar de la mala foja de los Delfines, eran los favoritos para ganar, y el juego era considerado como la última oportunidad que les quedaba para evitar ser los primeros en la NFL en terminar la temporada con foja de 0-16. En cambio, quedaron con la que es su derrota por mayor margen de diferencia hasta ahora.

Miami amplió su racha de derrotas a 15 encuentros, y Cam Cameron continúa sin victorias como entrenador en la NFL.