Washington, EU.- El presidente de EU, George W. Bush, se declaró hoy "feliz" por el premio Nobel de la Paz concedido a Al Gore, si bien negó que vaya a cambiar su política sobre el cambio climático para aproximarlo a lo que promulga el ex vicepresidente estadounidense.
El portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, aseguró que el presidente está "feliz" por el reconocimiento que recibió Gore y el Grupo Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC).

"Obviamente, es un importante reconocimiento, y estamos seguros de que el vicepresidente estará encantado", dijo el portavoz, que no pudo confirmar si Bush llamará personalmente para felicitar a Gore, con quien disputó las elecciones presidenciales en 2000.

La Casa Blanca reconoció los logros de Al Gore al "llamar la atención sobre el cambio climático", pero no quiso olvidar el "notable trabajo" que ha realizado también el grupo de la ONU.

"Pero, el paso siguiente, el más difícil, es poner en marcha una estrategia efectiva y práctica para frenar el cambio climático, sin perjudicar el crecimiento económico de los países que necesitan salir de la pobreza", dijo Fratto.

El portavoz recordó que Bush organizó hace dos semanas una reunión con los líderes de los países más contaminantes, con el objeto de promover su propia estrategia contra el cambio climático, que pasa por establecer metas voluntarias, no impuestas, para que cada nación reduzca la emisión de gases contaminantes.

Esta estrategia difiere totalmente de la propuesta que defiende Al Gore, de establecer metas de obligado cumplimiento contra la emisión de los gases que generan el efecto invernadero.

El portavoz negó, a preguntas de un periodista, que tras el Nobel concedido a Al Gore, la administración Bush vaya a cambiar su política para acercar a los postulados del ex vicepresidente.

 

Otras Reacciones

Brown saluda el reconocimiento del trabajo de Al Gore e IPCC

El primer ministro británico, Gordon Brown, expresó hoy su satisfacción por la decisión de la Fundación Nobel de reconocer el trabajo del ex vicepresidente de EU Al Gore y de la ONU sobre el problema del cambio climático.

En una declaración oficial divulgada hoy, Brown destacó que Al Gore ha sido una figura "inspiradora" al llamar la atención en todo el mundo sobre la situación medioambiental, mientras que el trabajo del IPCC en el área técnica "ha sido vital".

Los dos lideran ahora un proceso a través del cual todos los países trabajarán juntos para afrontar los efectos del cambio climático, añadió el jefe del Gobierno.

Al argumentar la concesión del Nobel de la Paz 2008, el Comité destacó los esfuerzos de los galardonados en la lucha contra el cambio climático como uno de los factores que pueden amenazar "las condiciones de vida de gran parte de la humanidad".

Sarkozy felicita a Nobel que reconoce ecología como factor de paz

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, felicitó hoy al ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore y al grupo de expertos de la ONU por la concesión del Premio Nobel de la Paz, un galardón que "muestra que la lucha contra el cambio climático es un factor determinante por la paz del mañana".

"La atribución de este premio implica al conjunto de la comunidad internacional. Todos juntos, bajo la dirección de las Naciones Unidas, debemos ahora concretar nuestros esfuerzos para definir a escala planetaria un marco global de lucha contra el calentamiento climático", afirmó Sarkozy en un comunicado.

Alabó los trabajos del Grupo Internacional de Expertos sobre la Evolución del Clima (GIEC), que "han permitido establecer un diagnóstico científico incontestable del calentamiento y de los riesgos potencialmente dramáticos que corre la humanidad entera".

En cuanto a Gore, Sarkozy le calificó de "personalidad destacable" que "ha permitido hacer evolucionar las conciencias" gracias a "su obra cinematográfica y sus intervenciones numerosas que han hecho tomar conciencia a todos de la necesidad de luchar ya, con un alto grado de ambición, contra el cambio climático, antes de que no sea demasiado tarde".

"Gore tuvo desde muy pronto la convicción de la importancia vital de esta cuestión. Me alegro de que un gran estadounidense como él haya afrontado sus responsabilidades para dar ejemplo", añadió.

El ministro de Ecología, Jean-Louis Borloo, por su parte señaló que la atribución del Nobel de la Paz a Gore y al GIAC es "una buena noticia para el planeta".

"Gore ha hecho un gran trabajo de comunicación y el GIAC le ha dado el respaldo científico que la lucha contra el calentamiento climático necesitaba. Son complementarios, es un gran Nobel de la Paz", afirmó el ministro.


 

Merkel felicita "de todo corazón" a Al Gore y al IPCC

La canciller alemana, Angela Merkel, felicitó hoy "de todo corazón" al ex vicepresidente de EU Al Gore y al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) por ganar el Nobel de la Paz de 2007.

"Los peligros del cambio climático son uno de los grandes retos de la humanidad en el siglo XXI", dijo la canciller alemana, quien comentó que Gore "ha luchado como nadie personalmente por concienciar al mundo sobre la necesidad de desarrollar estrategias efectivas contra los cambios climáticos".

En cuanto al IPCC, señaló que sus trabajos científicos de las dos últimas décadas "han marcado nuestra comprensión de los orígenes y relaciones del cambio climático y dejado claro con ello que debemos y podemos actuar inmediatamente".


 

Suiza considera que el premio alienta nuevos esfuerzos sobre cambio climático

El ministro de Medio Ambiente de Suiza, Moritz Leuenberger, considera que el Premio Nobel de la Paz otorgado hoy al vicepresidente estadounidense Al Gore y al Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) servirá para alentar nuevos esfuerzos para luchar contra el calentamiento global.

"El premio representa un aliento para proseguir con nuestros esfuerzos en esa área", aseguró el ministro.

"Los expertos del IPCC se comprometen desde hace años con seriedad y profesionalismo para dar a los responsables políticos la base científica necesaria para la acción política", indicó un comunicado del Ministerio.

Para Leuenberger, el premio es un llamamiento a los gobiernos y a los parlamentos de la comunidad internacional, y demuestra "hasta qué punto la comunicación y la información son hoy parte de la política y definen las prioridades políticas".