Foto: Vanguardia-AP
Aracely Chantaka
Luego de una sequía de 29 años, sin título, los seguidores de Los Tigres gozaron la victoria de la escudra frente al Santos Laguna.

Monterrey, Nuevo León.- Emocionados, en medio de la risa y el llanto, los aficionados felinos se volcaron hacia la Macroplaza para celebrar el triunfo de su equipo.

Luego de una sequía de 29 años, sin título, los seguidores de Los Tigres gozaron la victoria de la escudra frente al Santos, de Torreón que los convirtió en los Campeones de la Apertura 2011.

El marcador favorable de 3-1 en el partido de vuelta, arrancó lágrimas, risas, suspiros y sobre todo pintó de azúl y amarillo, las calles de esta ciudad, que se paralizó mientras seguían las acciones.

De acuerdo con estimaciones, se cree que unas 70 mil personas se congregaron en la Macroplaza, en donde se llevaría a cabo el festejo.

Ricardo "Tuca" Ferreti y su escuadra realizaron un recorrido desde el estadio Universitario hasta la Gran Plaza, en donde ya se había instalada una tarima y varias pantallas.

Debido a que no se abrió la señal para ver el partido, mucha gente ya se encontraba ahí desde temprana hora para ver las acciones. Una vez que se declaró el triunfo. Miles de personas más salieron de sus casas para unirse al magno festejo.

Ni la lluvia, ni el frío pudo detener el rugido de los felinos, que literalmente tiñeron de azul y amarillo, la ciudad. Los más conmovidos con la victoria eran los jóvenes que nunca habían tenido oportunidad de ver a su Club Campeón.