Notimex
México.- Una pequeña muestra del trabajo de la fotógrafa mexicana Natalia Baquedano (1872-1936) será exhibida hasta el 2 de diciembre en el Museo Regional Cuauhnáhuac del INAH, en Morelos, mientras se prepara una exhibición mayor que itinerará durante el segundo semestre de 2008.
Así lo informó Shanti Lesur, sobrina bisnieta, de Baquedano y curadora de la muestra, quien con el apoyo del conservador Ghilerme Francornel y Estela Treviño, investigadora del Centro de la Imagen, se ha dado a la tarea de rescatar este acervo.

Esta muestra, expuso, incluirá cerca de 50 instantáneas de Natalia Baquedano y se prevé que a partir de junio de 2008 recorra diversas entidades del país, arrancando en el Museo de Arte de Querétaro, ciudad natal de la artista.

De manera paralela, añadió, se prepara un libro biográfico sobre Baquedano, que arroje luz sobre la vida y obra de esta artista de la lente.

Las 20 impresiones contemporáneas que conforman la exposición actual, explicó, son una mínima muestra de las cerca de 375 captadas por Natalia Baquedano y que se encuentran en el archivo familiar.

Se trata de un primer esfuerzo por rescatar la figura de Baquedano no sólo como alguien que desafío las normas imperantes de la época en torno al papel designado para la mujer, sino además los alcances estéticos de su obra pues ella brindó calidez y dinamismo a los retratos más bien hieráticos, fríos y planos del momento.

Inédito casi en su totalidad, el registro fotográfico de Baquedano está integrado por retratos principalmente de su familia, tanto daguerrotipos como película flexible de nitrocelulosa e impresiones en papel.

También hay placas de vidrio y, al parecer, utilizó de dos tipos: los que tienen emulsión de fabricación casera y los preemulsionados. Se desconoce cuántas fotos de ella existen, producto de su trabajo en el estudio

La labor, añadió Shanti, se ha ido concretando gracias a una beca otorgada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), que ha permitido "efectuar la limpieza del archivo que comprende unas 600 imágenes", no todas son de Baquedano, que serán sometidas a labores de restauración y catalogación electrónica.

"Natalia Baquedano. Pionera de la fotografía mexicana", es una exposición pequeña y aunque parte de un archivo familiar describe muy bien el tipo de trabajo que realizó la autora, y, en general, la labor de los fotógrafos de gabinete a fines del siglo XIX y principios del XX".

Destacan fotos como la de su hermana Clemencia tocando la pandereta, otra más de sus padres tomando cerveza, un autorretrato en donde ella está deteniendo con una mano un gatito pegado a su cabeza; y la imagen de una mujer sentada con su hijo o hija pequeño con alas de ángel, y quien con una mano le tapa los ojos.

Eli Bartra, especialista en estudios de la mujer y adscrita a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lamentó que aunque se conoce que Natalia Baquedano fue una de las primeras mujeres en abrir un estudio de fotografía en México, no se ha podido tejer una trama de su trayectoria como mujer-fotógrafa.

"Al parecer estudió artes plásticas en la Academia de San Carlos. Nunca se casó y no tuvo hijos, había sido muy católica pero hacia los 40 años se volvió espiritista y de alguna secta protestante. Es probable que esto tenga algo que ver con el hecho de que pudo dedicarse a una profesión en el campo del arte".

Según Bartra, una de las características de Natalia Baquedano es que retrataba a las mujeres "comunes y corrientes", en ocasiones son fotografías de estudio, pero todo es siempre muy sobrio, sencillo; incluso en alguna lo único ajeno a la persona retratada es el tapete.

Muchas otras son tomadas fuera del estudio, al aire libre y con alguna planta en el fondo, lo cual contribuye aún más a imprimirle esa frescura que comunican sus fotos, concluyó.