Vanguardia On Line
Donar órganos y células humanas podría ser mucho más útil y aprovechable en México si se ampliaran sus posibilidades de utilización terapéutica en la Ley. Así lo consideró el senador Ernesto Saro Boardman al presentar en la sesión de hoy en la Cámara una propuesta de modificación de la ley que regula el tema.
Donar órganos y células humanas podría ser mucho más útil y aprovechable en México si se ampliaran sus posibilidades de utilización terapéutica en la Ley. Así lo consideró el senador Ernesto Saro Boardman al presentar en la sesión de hoy en la Cámara una propuesta de modificación de la ley que regula el tema.

La iniciativa propone eliminar del artículo 327 de la Ley General de Salud la referencia existente a la donación de órganos, tejidos y células, proponiendo sustituir el término "con fines de transplantes", por el término "con fines terapéuticos", toda vez que se abre así la posibilidad que los órganos, tejidos y células que se donen puedan ser utilizados con fines de transfusión o implantes.

Los avances en medicina, apuntó el senador coahuilense en su intervención, son muy significativos en esta área y el hecho de permitir la donación únicamente con fines de transplante, -como se utilizaba hasta hace algunos años, porque hoy existe aplicación terapéutica para tejido de piel, para células madre, etc.- limita el desarrollo de la ciencia y la aplicación de estos avances.

Destacó que los productos que hoy se derivan de estos tejidos, actualmente se importan pues no hay producción nacional en virtud de que está prohibido. Solamente el Seguro Social, aseguró, el año pasado importó más de 150 mdd en fracciones de plasma y tejidos para sus propios derechohabientes.

Según expuso Saro Boardman, en nuestro país los distintos bancos de sangre recaban aproximadamente un millón 400 mil unidades se sangre por año, de éstos, 750 mil son usados, pero 650 mil se desechan tras llegar a su fecha de caducidad y no se usan, "pudiendo procesarse para obtener plasma y pudiendo fraccionarse en distintos componentes para aplicaciones terapéuticas que hoy se demandan".

"Por eso esta iniciativa va a permitir que en México se puedan procesar estos derivados, no solamente de sangre, sino tejidos, piel, hueso.para que estos productos estén a disposición de los mexicanos y de los médicos que buscan la salud de todos los mexicanos", concluyó antes de solicitar el voto a favor de sus compañeros.