Percance. La señalada como responsable llevaba a sus dos hijos en la unidad; ellos no resultaron lesionados, pero la otra conductora sí. JUAN FRANCISCO VALDÉS
Según oficiales de Tránsito Municipal, venía sobre la calle de Urdiñola en el sentido de norte a sur

Una mujer puso en peligro la vida de sus dos hijos al no respetar el semáforo que le marcó alto, causando un accidente en las calles de Corona y Urdiñola, en la zona Centro.

Eran alrededor de las 11:00 horas cuando la probable responsable tripulaba un vehículo Seat Ibiza, modelo 2017, color gris.

Según oficiales de Tránsito Municipal, venía sobre la calle de Urdiñola en el sentido de norte a sur.

Presumen que no alcanzó a ver la luz roja del semáforo en el cruce de Ramón Corona, avanzó e impactó por un costado a una camioneta Mazda que venia de oriente a poniente por la segunda arteria.

Tras el impacto se solicitó la ayuda inmediata de paramédicos de la Cruz Roja, quienes valoraron a Claudia, conductora de la camioneta Mazda, que aseguró sentir dolores en cuello.

No quiso que se le trasladara a un hospital; aseguró que le tocó luz verde y que fue la conductora del Ibiza quien no respetó el alto, por lo que negó tener responsabilidad.

En el lugar comparecieron tres personas, dos de ellas aseguraron ser testigos del accidente. Revelaron que la conductora del Ibiza se pasó alto y una tercera persona mostró un video que captaron las cámaras de seguridad.

Se procedió con el aseguramiento de los vehículos y de su traslado al Ministerio Público para que deslinden responsabilidades.

Percance. La señalada como responsable llevaba a sus dos hijos en la unidad; ellos no resultaron lesionados, pero la otra conductora sí.