El proyecto contemplaba que en mayo se firmara el contrato y que en 212 días se terminara la obra, estimada para inaugurarse el 15 de diciembre de este mismo año. Foto: ARchivo
Pese a la urgencia de ampliar carretera, trabajos siguen suspendidos, lleva cuatro meses de retraso; en mayo se iba a firmar el contrato

La delegación Coahuila de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) mantiene “congeladas” las obras de la urgente ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas, en su tramo de la zona urbana a Derramadero, porque en su última licitación rechazó la propuesta de 12 empresas constructoras por diferentes motivos.

Diariamente por la carretera Saltillo-Zacatecas, única vía libre para llegar a la Zona Industrial de Derramadero, transitan más de 17 mil empleados de diferentes empresas del sector automotriz; los accidentes en el tramo del Rastro Municipal de Saltillo al entronque con Derramadero han sido fatales, tanto de particulares, como de autobuses de transporte de personal.

Desde donde termina la zona urbana de Saltillo al entronque a Derramadero distan sólo 10 kilómetros, pero en más de ocho años no se ha podido ampliar este tramo de dos a cuatro carriles. Esta carretera fue ampliada en 2012 por el entonces presidente Felipe Calderón, pero omitió que del lado de Coahuila fueran cuatro carriles, algo que sólo sucedió en el lado de Zacatecas.

El 7 de abril de este año, el Centro SCT Coahuila lanzó la licitación para modernizar y ampliar diferentes tramos de la carretera con construcción de terracería, drenaje, subdrenaje, pavimento, señalamientos, incluso una barrera central de concreto en un tramo.

El proyecto contemplaba que en mayo se firmara el contrato y que en 212 días se terminara la obra, estimada para inaugurarse el 15 de diciembre de este mismo año.

En la licitación participaron 12 empresas constructoras: Constructora Industrial de Monclova, Constructora Mayrán de San Pedro, Constructora VVR en asociación con Prisma Desarrollos, Foja Ingenieros Constructores en asociación con Materiales Molin y Ductocret, Luensa Ingenieria en asociación con Arrendadora KBT.

También Quetzal 3 Ingeniería y Construcción en asociación con Grupo de Ingeniería Civil Avanzada, Konstrutodo de México, Pavimentos y Terracerías LMS en asociación con Constructora Villa de Colima, Asfaltos Asfacer en asociación con Constructora y Servicios Willarz, Proyectos de Infraestructura de La Laguna en asociación con Pavimentos de La Laguna, Grupo Constructor Transportieren y Pavimentos Laguna en asociación con Desarrollos Muca.

Sin embargo el director general de SCT, Fidencio Elpidio Valdez, en su fallo emitido el pasado 11 de septiembre, sin cumplirse con el plan de obra, declaró desierta la licitación; tres de las compañías no fueron evaluadas en sus propuestas, dos más cumplieron con los aspectos técnicos, pero tuvieron otras deficiencias y el resto no cumplió con las necesidades técnicas de la SCT, de acuerdo con el documento de fallo.

VANGUARDIA ha intentado desde hace 15 días conocer los motivos por los cuales la licitación fue cancelada y si habrá una nueva licitación, sin embargo, no ha habido respuesta de Elpidio Valdez.