PEDRO KUMAMOTO. Foto: Cuartoscuro
El candidato independiente al Senado de la República dijo que, en caso de imponerse en la elección, propondrá una iniciativa para que autoridades

México.- El candidato independiente al Senado de la República por el estado de Jalisco, Pedro Kumamoto, lamentó el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que concedió la candidatura presidencial independiente de Jaime Rodríguez Calderón, gobernador con licencia de Nuevo León que simuló miles de firmas y que no alcanzó el umbral requerido para aparecer en la boleta. 

En entrevista con Denise Maerker, en Radio Fórmula, Kumamoto señaló que el pase a "El Bronco" pone en duda la credibilidad de las candidaturas independientes, al considerar que quienes aspiran al servicio público no pueden pretender llegar a esos cargos de la mano de ilegalidades.  

En ese sentido, el exdiputado local por el Congreso de Jalisco dijo que, de concretarse su arribo al Senado de la República, propondrá una ley para que, en futuros procesos, quienes aspiren a una candidatura independiente no puedan acceder al registro si la autoridad detecta irregularidades en al menos el 15 por ciento de sus firmas.

"Uno gobierna como hace campaña. El fin no justifica los medios y creo que sí había forma de hacer las cosas bien. (...) No queremos que lleguen gandallas. Si el 15 por ciento de sus firmas tiene irregularidades, que automáticamente se le niegue el registro. No podemos llegar torciendo la ley". 

El contendiente reconoció que en el proceso de recolección de firmas pueden registrarse problemas que escapen al control del aspirante, pero dijo que dichas situaciones extraordinarias deben notificarse de manera inmediata a la autoridad competente y no esperar hasta el término del periodo. 

Kumamoto, que accedió a la candidatura independiente con el 96 por ciento de sus firmas presentadas validadas, recordó que, como parte de su campaña, promueve la iniciativa #Quelohaganmejor, donde invita a candidatos a no comprar votos, no caer en la guerra sucia y evitar la generación de basura electoral.