Fotos: Jetza Múzquiz
El conductor de una ambulancia del IMSS sufrió un descuido y chocó contra un coche estacionado, lo que causó lesiones a la mujer, cuyo producto no pudo ser salvado

Ramos Arizpe.- En su carrera para trasladar a una paciente con riesgo de perder su embarazo a recibir atención, el conductor de una ambulancia sufrió un descuido en el que chocó contra un coche estacionado y causó lesiones a la mujer, cuyo producto no pudo ser salvado.

Alrededor de las 5:30 de la tarde, María Magdalena Cruz Reyna, de 24 años, fue sacada de la Clínica 88 del IMSS, donde se hallaba internada ya que presentaba un desprendimiento de placenta con apenas 11 semanas de embarazo.

María sería llevada al área de ginecología para recibir la atención especializada, sin embargo, el operador tuvo un descuido cuando se desplazaba por el bulevar Jaime Benavides Pompa, en Ramos Arizpe, y se estrelló contra un vehículo Lincoln estacionado.

Los hechos pronto fueron reportados a los números de emergencia 911 y al lugar se trasladaron elementos del Cuerpo de Bomberos de Ramos Arizpe y las autoridades de Vialidad y Tránsito Municipal para tomar conocimiento.

María no podía moverse ya que resultó con un golpe en la cadera que le habría ocasionado una fractura, además de que presentó sangrado en sus partes íntimas, por lo que pronto la abordaron en la otra unidad.

El vehículo del IMSS fue depositado en un corralón y la paciente llevada a la Clínica Dos del Seguro Social, informado las autoridades de la pérdida del producto, por lo que las consecuentes investigaciones correrán por parte del Ministerio Público para deslindar responsabilidades.