Foto: Efrén Maldonado
Los tripulantes resultaron con algunos golpes, pero su estado de salud es estable

Arteaga.- Dos empleados de una empresa de seguridad que viajaban en una camioneta Ranger blindada, terminaron con las llantas hacia arriba cuando circulaban sobre la carretera 57, a la altura del kilómetro 217 perdió el control el conductor por la fuerte lluvia que había en ese momento, saliendo del asfalto y volcando en repetidas ocasiones. 

La camioneta detuvo el camino de volteretas cuando se estrelló contra una palmera. Los tripulantes resultaron con algunos golpes, pero su estado de salud es estable y fueron atendidos por elementos de CAPUFE; quienes los llevaron a un hospital. 

Elementos de la Policía Federal de Caminos tomaron conocimiento del accidente, para después turnarlo a la autoridad correspondiente y que se defina la situación del trabajador que conducía, ya que iba a exceso de velocidad y destruyó una unidad blindada.