Foto: Sandra Gómez
En la medida en que existan las quejas, se tiene que hacer sinergia con la ciudadanía para que exista un esquema de respeto a los derechos humanos, dio Hugo Morales Valdés, presidente de la CDHEC

Torreón, Coahuila. – En Torreón es necesario valorar si los agentes de Tránsito y Vialidad están cumpliendo con los protocolos para detener automovilistas e infraccionarlos, porque en algunos casos tienen documentado el uso extremo de la fuerza, dijo Hugo Morales Valdés, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC).

Un ciudadano común no puede ser sometido por un grupo de elementos porque haya cometido una infracción al reglamento de tránsito, ya que se trata de un procedimiento administrativo y sin embargo aquí se hace, señaló.

Explicó que en este municipio como en otros, los agentes de Tránsito no cuentan con armamento, lo cual es correcto, mientras no exista una condición de seguridad.

La capacitación que están recibiendo los elementos de Tránsito y Vialidad Municipal comprende no solamente el uso y manejo de armas, sino enfocados al uso de la fuerza letal.

Por la notoriedad que han alcanzado las agresiones de los agentes de Tránsito y Vialidad hacia los conductores, en esta ciudad la gente tiene temor de que vaya a ser detenido por elemento vial, y ese temor es fundamentado.

Dijo que dada la multitud de quejas recibidas en la CDGEC, en ese sentido se encuentra elaborando un informe que seguramente derivará en recomendaciones a esa dependencia, adjunto de un análisis de cada caso denunciado.

En la medida en que existan las quejas, se tiene que hacer sinergia con la ciudadanía para que exista un esquema de respeto a los derechos humanos.

Morales Valdés dio a conocer que recién emitieron una recomendación a los Tribunales Administrativos por las condiciones en mantienen detenidas a las personas, además de que han detectado la falta de rampas para personas con discapacidad en el edificio de la presidencia municipal.