Fidelidad. Grandes muestras de cariño recibió el obispo Francisco Villalobos, al cumplir un año más como sacerdote. Por: Marco Medina
En plena celebración del Santo Cristo de la Capilla, Villalobos Padilla se abrió paso entre la multitud, rumbo al altar de la Catedral, rodeado de cientos de feligreses

Con pasos ligeros que reflejan sus 96 años, llegó el obispo emérito de Saltillo, Francisco Villalobos, a la Catedral de Saltillo para presidir la misa por sus 46 de actividad episcopal.

En plena celebración del Santo Cristo de la Capilla, Villalobos Padilla se abrió paso entre la multitud, rumbo al altar de la Catedral, rodeado de cientos de feligreses, quienes en cada apoyo que daba con su bastón, los aplausos aumentaban en el máximo templo católico de la ciudad.

Dentro de la novena conmemorativa al Santo Cristo, se incluyó esta misa concelebrada que contó con la asistencia de varios sacerdotes pertenecientes a la Diócesis de Saltillo, incluido el obispo Raúl Vera, para bendecir el camino de todos los religiosos, quienes renovaron sus promesas al frente de la feligresía. 

La homilía fue breve, pero con un mensaje concreto; su estado de salud no le permite desde hace varios meses alargar demasiado los mensajes; sin embargo, Francisco Villalobos empezó mencionando con su ronca voz, que el pastoreo es un oficio serio, que debe dejarse de egoísmos y orgullos.

“Siempre debemos tener presentes a los más necesitados. Con amor a esto, salvaremos al mundo de tanta injusticia e inseguridad”, señaló. 

El obispo emérito nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco en el año de 1921, donde sin haber cumplido sus 18 años, fue inscrito por su propia voluntad en el Seminario de dicha ciudad.

En su camino, la Diócesis ha destacado en su biografía que el obispo emérito era destacado por tener buenas conversaciones, ser culto en sus juicios, y generoso en la academia, provocando que estuviera al frente de la redacción de la revista “Apostol”. 

Durante la misa, el obispo Raúl Vera López, no desaprovechó la oportunidad de rendir un mensaje donde agradeció al emérito su permanencia y logro dentro de la actividad episcopal. “¿Cuánta gente se autojubila antes de cumplir los 60 años?, tú nos enseñas que un ser humano puede dar mucho culto durante todos los años que el Señor le entregue en la tierra. Eres un ejemplo muy grande. Yo sé que tú no lo crees. Te sientes obligado con todos y no recoges lo que no sembraste. Bendito seas, Dios te lo pague”, agregó el obispo titular de Saltillo. 

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza