Archivo
Mario “N”, detenido en Ramos Arizpe, acusado de haber secuestrado y matado a un bebé de tan solo tres meses, comparece ante un juez de control en Palacio de Justicia de Monterrey

Monterrey, Nuevo León.- El hombre acusado de haber secuestrado y matado a un bebé de tan solo tres meses comparece ante un juez de control en Palacio de Justicia, la tarde de este jueves.

La audiencia de carácter privado inició al filo de las 17:00 horas.

Mario “N”, de 52 años, tendrá que escuchar las imputaciones en su contra.

Al presunto se le vincula con el homicidio de Óscar Uriel Martínez, de 18 años, a quien supuestamente mató a martillazos en presencia de su pareja, Fátima Nayeli, de 13 años.

Posteriormente, se llevó al hijo de ambos de nombre Decker Alexander, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en Ramos Arizpe, Coahuila, la tarde de ayer miércoles.

El hombre tendría que responder por el homicidio calificado del padre de familia, el robo de los celulares de la pareja así como el secuestro agravado y crimen del menor.

Por la mañana, el vicefiscal, Luis Enrique Orozco dijo que en caso de comprobarse su participación en todos los delitos en hombre alcanzaría casi 200 años de pena.

Los hechos se registraron el sábado pasado en casa de la pareja en la colonia Paseo del Nogalar. El cuerpo del niño fue hallado en el vecino estado de Coahuila en donde el presunto también fue detenido.

Supuestamente el michoacano actuó en venganza de Abigaíl, hermana de Óscar Uriel, quien era su pareja y lo abandó.