Huía. Pablo recibió un disparo en el techo de un casa y murió en la Cruz Roja / ARCHIVO
Se hicieron pruebas al cuerpo y se le harán a los oficiales involucrados

La Fiscalía General del Estado (FGE) aplica el Protocolo Minnesota para investigar a los policías municipales que se vieron involucrados en la muerte un joven de 25 años en Monclova.

Fue el pasado 4 de febrero cuando el hombre, perseguido porque presuntamente cometió un delito, perdió la vida.

Rodrigo Chairez Zamora, delegado de la FGE en la Región Centro, explicó que este protocolo, indica la serie de pasos a seguir para casos de muertes que podrían ser potencialmente ilícitas, es decir eventos donde intervienen oficiales y hay personas civiles fallecidas.

Aunque hace un par de días se informó por el mismo funcionario que los policías involucrados en el caso se negaron a realizarse las pruebas de balística química para aclarar quién disparó el arma contra el hoy occiso; ahora aceptaron colaborar y será en los próximos días cuando se realicen las pruebas pertinentes.

“Están siendo llamados otros oficiales, y ya hay fechas específicas para que rindan su testimonio. Son importantes los tiempos en los que esto se maneje y es importante comentar que la información está fluyendo”.

INVESTIGACIÓN TOMA FORMA

Mencionó que se tienen avances de la investigación, hay datos de prueba adicionales a los que se tenían al momento del hecho ocurrido el pasado martes 4 de febrero en la colonia 5 de abril.

Señaló que se han facilitado armas de los elementos municipales para su inspección y hay otros datos que son necesarios y están en vías de obtenerlos.

Se tiene también ya el resultado de la prueba balística química en el cuerpo del difunto, pero esa etapa se mantiene en reserva, para que no se entorpezca la investigación.

“Continuamos con las inspecciones en el lugar de la búsqueda de objetos y cuestiones que puedan aclarar el hecho. Se están citando a testigos, vecinos del sector, formalizados a través de una comparecencia” concluyó.

RECUENTO

-El 4 de febrero a las 17:00 horas, policías dispararon contra Pablo, un joven de 25 años.

-La Dirección de Seguridad Pública afirma que los policías seguían un reporte de robo a vehículo y al iniciar una persecución de este sujeto y otros tres más, este accionó un arma en contra de las unidades, por lo que repelieron la agresión.

-Los vecinos afirman que fue abuso policiaco, toda vez que Pablo no estaba armado.

-También aseguran que era constantemente asechado por los elementos municipales.