Archivo
46 años tiene Juan Aguillón Rubio, quien fue detenido por intentar sobornar a los policías.

Debido a una falta administrativa, los oficiales municipales se percataron de que un vehículo el cual había sido detenido por pasar una luz en rojo tenía placas sobrepuestas las cuales pertenecían a otro automóvil por lo que el responsable fue detenido además de que intentó extorsionarlos.

Debido a una falta administrativa, los oficiales municipales se percataron de que un vehículo tenía placas sobrepuestas las cuales pertenecían a otro automóvil, por lo que el responsable fue detenido; para evitar eso, el conductor intentó extorsionarlos. 

A bordo de la Unidad 13775 los oficiales municipales circulaban a las 12:00 horas de ayer en los bulevares Felipe J. Mary y Herradura. 

En el lugar vieron una camioneta verde marca Ford con placas de circulación EX43303, en la cual minutos antes el conductor se había pasado un semáforo en rojo, por lo que fueron en su persecución para detenerlo. 

Juan Aguillón Rubio, de 46 años, iba acompañado por Juan Francisco Guillén Perales, de 22, a quienes se les explicó el motivo de su detención y estos se molestaron al asegurar que no era cierto. 

Los oficiales solicitaron vía radio la revisión de las placas, minutos después se les informó que pertenecían a una camioneta de distinta marca y de distinto modelo, por lo que se procedió a la detención de las personas. 

Fue Juan el que sacó su billetera y tomó un billete de 500 pesos, ofreciéndoselo a los oficiales municipales para que los dejaran en libertad, sin embargo, esto no fue posible y quedó a disposición del Ministerio Público por el delito de cohecho, además de circular en la camioneta con placas sobrepuestas.