Archivo
El nuevo universo DC por fin atinó a la fórmula para hacer una buena cinta de superhéroes; espectacular entretenimiento de calidad

¡Por fin! Una película genuinamente buena del Universo Extendido DC (DCEU, por sus siglas en inglés). “Mujer Maravilla” (“Wonder Woman”) es la primera gran producción de una superheroína en la pantalla grande y la primera vez que este personaje tiene su propio largometraje (que no sea animado). Como vemos, esta cinta es la primera en muchas cosas. Pero lo más importante es que es diversión de calidad, emocionante y hasta conmovedora. Es decir, atina casi todos los puntos para lograr una buena película de superhéroes. Un personaje entrañable y buenas secuencias de acción, una historia sencilla y bien contada. Dan ganas que el mencionado DCEU hubiera comenzado aquí, porque parece que hicieron todo al revés.

La cinta cuenta la historia de Diana, una joven amazona con una gran pasión por las peleas cuerpo a cuerpo. Con el tiempo consigue ser entrenada en estas artes y se vuelve una de las más poderosas de su isla, donde viven puras mujeres que fueron puestas ahí por Zeus para defender a la humanidad, o algo por el estilo. Mientras tanto, en el mundo real, se desarrolla la Primera Guerra Mundial y el avión de un espía, Steve Trevor, cae por casualidad en la tierra de las amazonas. Al enterarse de lo que sucede, Diana decidirá salir de su confinamiento e ir a buscar al Dios de la Guerra, Ares, quien seguramente es el responsable de tanta muerte y destrucción.

En estos tiempos en que los superhéroes dominan el cine, existen varias reglas que deberían ponerse por escrito para garantizar un producto de calidad. Una de las más importantes, debería referirse al hecho de que se trata de “universos compartidos”, es decir, mundos donde conviven distintos personajes, que comparten la misma realidad desde distintas películas. La idea fue traída al mundo por Marvel Studios con “Iron Man” (2008) con un arrollador éxito. Y la regla debería ser esta: primero tienes que presentar a cada personaje de forma sólida por separado antes de juntarlos. En lo que me parece un arranque de desesperación, Warner (compañía productora del DCEU) se quiso adelantar con “Batman v. Superman” (2016), que fue donde vimos a esta Mujer Maravilla por primera vez.

Salvo una clara referencia, en “Mujer Maravilla” no sale Batman, Superman, ni nadie más. La cinta se enfoca y esa es la clave. Así, una de las principales razones por las que “Batman v. Superman” no funciona es por querer adelantarnos a la “Liga de la Justicia”, cuando todavía ni sabemos nada de sus integrantes, ni aprendimos a quererlos por separado. Asunto similar fue el de “Suicide Squad” (2016), pero esto es sólo una de las reglas. Por ejemplo, “Man of Steel” (2013) fue la primera película del DCEU, que en ese entonces todavía no estaba planeado, y aunque se trata de un solo héroe, eso no significa que sea buena. Aquí pasaríamos a las siguientes máximas en ese tratado inexistente: hacer personajes entrañables. Gal Gadot regresa para interpretar a Diana Prince y vaya si está al mando de su personaje. La actriz no sólo le brinda un carisma excepcional (que también debería ser parte de las reglas), sino que su personaje está construido para divertir y emocionar.

Archivo

Es algo muy sencillo en realidad. Primero que nada, se trata de una poderosa amazona, cuyas herramientas son un escudo, un lazo brillante y una espada. Esto garantiza poder realizar excelentes coreografías de acción y las hay, a montones. Hay que saber cuidar la acción, no verse devorados por efectos por computadora, hacerla cruda, humana, simple y entretenida (esto se logra, salvo en la pelea final). Luego está el hecho de que se trate de una mujer que desconoce los horrores de la guerra y es un tanto ingenua en cuanto al comportamiento humano. Esto no sólo brinda muy buenas bromas, sino que le da dimensión a Diana. Se trata de alguien que ve cuestionados sus ideales y creencias, que ve al mundo con otros ojos y, por lo tanto, tiene todo un viaje de crecimiento a través de la película. Ningún personaje pasado del DCEU había logrado estar tan bien construido.

Una vez que tenemos al personaje central, está la historia. En estos casos, casi siempre se involucra un villano, lo que viene a ser el talón de Aquiles de casi todas las cintas de superhéroes. Por la mayor parte, esta cinta logra superarlo, si tomamos en cuenta que el villano no sea un personaje en sí, sino el acontecimiento de la Primera Guerra Mundial. Para ser una cinta de este tipo, “Mujer Maravilla” hace un buen trabajo mostrándonos el horror de la guerra y las complicaciones humanas que conlleva. Este es el primer enemigo que Diana tiene que enfrentar. Luego van apareciendo los rostros villanescos y aquí es donde se cae un poco. Los malos son malos casi solamente por serlo y listo. Este es un pequeño detalle que las cintas de superhéroes todavía no han conseguido superar del todo.

Archivo

Así pues tenemos la fórmula: un buen personaje, buenas secuencias de acción y una buena historia. El chiste aquí es emocionarnos, reír, entretenernos y, ya si se puede, conmovernos un poco, lo cual creo que logra también esta cinta, gracias a sus personajes secundarios. Aquí quisiera hacer mención honorífica a los grandes actores europeos que aparecen (si bien no tienen grandes papeles, pero es una agradable sorpresa verlos): el inglés David Thewlis, el francés Saïd Taghmaoui, el escocés Ewen Bremner y la española Elena Anaya. Y ya que estamos en aspectos técnicos, hay que mencionar a la directora Patty Jenkins, quien ya tenía experiencia dirigiendo mujeres en “Monster” (2003), que aunque es una cinta radicalmente diferente, se nota el corazón y cuidado que le pone a esta superheroína para no hacerla algo superficial. Para no hacerla una simple moda feminista. Para hacerla una heroína que se sostiene por su propio mérito y fuerza.

El dato
Elenco: Gal Gadot, Chris Pine, Robin Wright, Danny Huston, David Thewlis, Connie Nielsen, Elena Anaya.
Directora: Patty Jenkins.
Género: Superhéroes.
Clasificación: B
Duración: 141 minutos.
Calificación: 8.7

Carlos Díaz Reyes

Escritor y cinéfilo de tiempo completo. Actualmente trabajo como colaborador en el periódico Vanguardia de Saltillo, Coahuila, con quienes laboré en diversas áreas durante cerca de seis años, desde mis prácticas en la universidad hasta luego de mi graduación. También realizo reportajes y entrevistas para la revista Newsweek en Español, desde mi llegada a la Ciudad de México en febrero de 2017.

Me apasiona la crítica de cine, labor a la que dedico buena parte de mi tiempo para mantenerme al día con los estrenos más recientes, así como tener un amplio panorama de los clásicos en este mismo ámbito. Escribo y leo por placer. Publico textos en mi blog personal (blogenllamas.wordpress.com), en su mayoría relatos cortos. Tengo dos libros de cuentos publicados por el Municipio de Saltillo: “Demasiado Tarde” (Acequia Mayor, 2016) y “Los Ausentes” (Acequia Mayor, 2017).