Laura Mara Silva Fernández, alcaldesa de Ocampo | Foto: Nadia Betancourt
El gobierno entrará en una etapa de austeridad para cumplir con los pagos de deudas

Ocampo, Coahuila.- La alcaldesa Laura Mara Silva Fernández informó que la deuda heredada por la pasada administración asciende a los 3 millones de pesos, que corresponden a pagos de energía eléctrica, pagos a proveedores y terminaciones de personal que fue dado de baja.

Laura Mara dijo que la ex alcaldesa Arsedalia Ramírez aseguró que existían fondos suficientes para atender los compromisos, pero al integrarse al Gobierno Municipal se enteró que no hay recursos suficientes, incluso comentó que la Secretaría de Finanzas informó que el ejercicio fiscal del 2018 cerró y no había dinero pendiente por entregar a Ocampo.

Por ello, la primera autoridad se reunió con ex trabajadores municipales, quienes fueron contratados el año pasado, para comprometerse a pagarles lo correspondiente conforme a la ley en un plazo acordado.

“Alrededor de 70 personas fueron abandonados a su suerte por la pasada administración, los contrataron y no los liquidaron, por eso les expliqué sobre las finanzas actuales de mi gobierno y también les mencioné que estaban en su derecho de buscar su terminación por la vía legal”, explicó la alcaldesa.

Añadió que los ex empleados cuentan con las opciones de esperar el próximo mes para recibir su terminación o contratar asesoría jurídica para interponer una demanda laboral.

En cuanto al resto de los adeudos, dijo que el gobierno entrará en una etapa de austeridad para cumplir con los pagos requeridos por la Comisión Federal de Electricidad, así como diversos proveedores y contratistas.