Rimsky Mijaíl González Peña, presidente de “Orgullo LGTB Más” | Foto: Sandra Gómez
Buscan concientizar a la sociedad de que no son personas fuera de común y que no los ataquen, dice Rimsky Mijaíl González Peña, presidente de la organización y estudiante de criminología y ciencias forenses

Torreón, Coahuila. -  El grupo “Orgullo LGTB Más”, dio a conocer la semana cultural que llevarán a cabo próximamente, para concientizar a la sociedad de que no son personas fuera de común y que no los ataquen, ya que se han dado casos que los asesinan por el simple hecho de ser homosexual.

Rimsky Mijaíl González Peña, presidente de la organización y estudiante de criminología y ciencias forenses, informó que tratarán de hacer de La Laguna una zona segura, en la que buscan el apoyo social a la comunidad LGTB.

Dice empezaron por recibir asesoría de profesionales y de padres de familia para comunicarle a sus padres su condición, que no es nada fuera de lo normal, pero que también a ellos los entiendan.

El enfoque que le darán a la semana cultura es contar con el apoyo de los padres y que acepten que tienen un hijo homosexual, que no se les haga raro compartiendo experiencias y se sientan seguros de cómo poder tratar el tema.

Iniciado hace un mes con tres semanas, el grupo de “Orgullo LGTB Más”, lo integran alrededor de mil 467 personas y 122 las que organizan la semana cultura y lo único que tienen que hacer quienes deseen formar parte, solo necesitan perder el miedo hacer contacto con alguno de sus integrantes por medio de redes sociales.

En Facebook, Instagram o en algunas publicaciones aparecen los números de los integrantes y pueden mandar mensajes para ponerse en contacto.

No se trata de divulgar ni promover la homosexualidad, pero lo que tratan es no tener miedo por demostrar sus preferencias o gustos, que no son nada fuera de lo normal, insistió Rimsky.

Actualmente cuenta con 19 años de edad y desde hace tres años su madre se enteró de su género y su padre en 2018, pero familiares y su familia en general apenas cuando lanza el proyecto, “porque en una entrevista perdí los miedos y lo dije en una entrevista”.

Sin embargo, dice que cuando empezó a notar que tenía gustos por gente de su mismo sexo, fue como a los 13 años, manejándolo solo como algo pasajero y después se lo comunicó a su madre, pero no lo aceptaba.

La terapista le dijo que es algo que no es un problema del que se sintiera incómodo, solo un gusto y pues luego recibió el apoyo de su madre.

Ahora en la casa, es algo normal que se toque el tema en las conversaciones a la hora de la comida. Rechazos por parte de la sociedad, no los ha recibido, únicamente cuando estaba en el clóset, por temor a la sociedad, se distanciaba de su pareja.

El amor es algo normal en una pareja hetero u homosexual, es completamente lo miso, asegura, aunque sí tiene el miedo del rechazo, pero si me lo preguntan es algo que ya no siente vergüenza.

Con su pareja, comenta, ha llegado a pensar en el matrimonio, es algo que desearía sucediera en su vida.

A los muchachos de su condición, manifestó que la organización que preside está para apoyarlos como comunidad, incluir a todos, los que gusten sumarse.

Sandra G. Gómez

Nací en la ciudad de Torreón. Estudié Comunicación en el Instituto Superior de Ciencia y Tecnología (ISCyTAC), y maestría en Publicidad y Mercadotecnia en la Universidad Iberoamericana (UIA) Plantel Laguna.
Soy hija de Don Alonso Gómez Uranga, (Q.E.P.D), adicta al trabajo y singularizada por la modestia con la que revisto mi vida.
Inicié mi carrera periodística bajo la dirección de mi padre, uno de los periodistas más reconocidos que haya dado la Comarca Lagunera y he acumulado más de 30 años en el oficio de la información.
Para la televisión y la radio he colaborado en medios como Televisa y la Organización Impulsora de Radio (OIR).
Lo cierto es que a mí me gusta mucho investigar noticias, seguir los datos para conocer la verdad, hablar con los contactos personales, consultar artículos, realizar búsquedas y hacer entrevistas cara a cara, por teléfono o correo electrónico, como se pueda. 
Desde hace 12 años colaboro como corresponsal en Torreón en el periódico Vanguardia.