Con los años, las calles y los edificios de Saltillo han sido restaurados, destruidos o abandonados
Arcos de Plaza de Armas. Por Desconocido

La memoria fotográfica de Saltillo es una de las reliquias más apreciada por los habitantes de la ciudad. El pasado ha llenado de nostalgia a las familias que recuerdan lo grandes cambios que ha vivido la ciudad. Los historiadores se refieren a esta transformación como “el inmenso saqueo de nuestra ciudad”.

La fotografía ha capturado la identidad cultural de Saltillo mediante su arquitectura.

Alrededor de 1880, cuando esta disciplina llegó a Coahuila, las actividades económicas, el paisaje, las fiestas tradicionales, las costumbres y los edificios fueron algunos de los rasgos retratados. Cuando la técnica se volvió más accesible, la ciudad se llenó de “Escribidores de luz”, como dice Ariel Gutiérrez en su libro más reciente.

Hoy podemos encontrar fotografías del antiguo Saltillo en negocios del centro histórico, bazares de antigüedades, páginas de Internet. Verlas permiten que imaginemos los días pasados en la capital de Coahuila: un baile ranchero en el emblemático “Manuel Acuña” o una tarde de béisbol en el Estadio Municipal de Saltillo frente a la Alameda.

Los primeros daguerrotipos en el Estado fueron tomados alrededor de 1846, según documentos del Archivo Municipal de Saltillo. La ciudad tuvo grandes fotógrafos. Algunos nacieron aquí, otros llegaron con la agencia nacional “México Fotográfico”. Algunos de estos artistas que capturaron fragmentos de nuestra historia fueron: Manuel Macías, Gumesindo Casillas, Manuel Guzmán, Patricia Rodríguez de Núñez, Miguel J. Pérez y, más recientemente,

Banco y Hotel Coahuila

Alejandro Vito Carmona

Colección: Saltillo del Recuerdo

Banco y Hotel Coahuila. Alejandro Vito Carmona

Se ubicaba en la esquina de Allende y Victoria. Era el lugar preferido por comerciantes que llegaban a la ciudad a hacer negocios a principios del siglo XX. Francisco I. Madero lo visitó en 1909 y dirigió un discurso desde el balcón.

Fue desmantelado y demolido en 1965; se desconoce el paradero de las reliquias que este lugar albergaba.

Cine-Teatro Palacio
Alejandro Vito Carmona

Colección: Saltillo del Recuerdo

Cine-Teatro Palacio. Alejandro Vito Carmona

Se ubicaba en la calle Victoria del Centro. Fue inaugurado en diciembre de 1941 como propiedad del regiomontano Gabriel Ochoa.

Formó parte del grupo de cines y centros de entretenimiento que fueron abandonados en Saltillo.

Podemos recordar al Cine Acuña, Cine Florita, Cine-Teatro Obrero, Cine Mundo y Cine Atenea. Fue desmantelado este año. En su lugar construyeron una zapatería.

Mercado Juárez
Alejandro Vito Carmona

Colección: Saltillo del Recuerdo

Mercado Juárez. Alejandro Vito Carmona

Se ubica en la esquina de Pérez Treviño y Allende, al norte de la plaza Manuel Acuña.

Ha tenido grandes transformaciones después de tres incendios en 1925, 1952 y 1972. Se caracteriza por la venta de artesanías mexicanas.

Después del último incendio, el lugar se volvió un punto de convivencia gracias a las obras que se exhibían en el teatro García Carrillo y a la cercanía con la famosa plaza.

Plaza de Toros Guadalupe
Alejandro Vito Carmona

Colección: Saltillo del Recuerdo

Plaza de Toros Guadalupe. ​Alejandro Vito Carmona

Se ubicaba en Acuña y Álvarez. Fue inaugurada en 1898. Se utilizaba para festejos y corridas de toros. Era un lugar concurrido por la élite de Saltillo de la época. Aquí se realizó una famosa conmemoración del centenario de la Independencia mexicana.

Fue demolido en 1949 y se construyó el Cine Florida, que se encuentra en el abandono.

Arcos de Plaza de Armas
Desconocido

Colección: Saltillo del Recuerdo

Arcos de Plaza de Armas. Desconocido

En 1835, Antonio López de Santa Anna enlistó a su ejército para el inicio de la batalla contra los texanos. El lugar se llamaba Plaza de la Independencia.

Los arcos en las plazas se utilizaron en toda América Latina por influencia de los reyes españoles que señalaban que los edificios aledaños al Palacio de gobierno deberían tener arcos. Fueron derribados y reconstruidos con cantera rosa en 1953.

Callejón de Miraflores
Desconocido

Colección: Saltillo del Recuerdo

Callejón de Miraflores. Desconocido

Se ubica en Escobedo y Mina cerca de otros cuatro callejones del barrio de Santa Anita: el Callejón del Beso, el Altamira, la Llorona y la Delgadina.

Ha sido restaurado con frecuencia desde finales del siglo XX hasta la fecha. Es uno de los 15 callejones del Centro Histórico.

La fiesta de los saltillenses

Rubén Aguirre cantando en la XESJ. Crédito: Libro: “Después de usted”

Saltillo se ha caracterizado por ser un pueblo que disfrutaba salir a divertirse, gozar del cálido de la ciudad y el fresco de la montaña. Después llegaron las fiestas y los bailes: actividades inseparable.

Los festejos han cambiado con el transcurso de los años. Desde tardeadas, bailes rancheros y populares, ferias ganaderas y cabalgatas, un festejo de la XEIS con música en vivo, tardeadas hasta la vida nocturna que hoy podemos
disfrutar.