Pero no se puede decir... Que tiene los tintes de "sabotaje". Lo que ha venido sucediendo en el abandonado Metro tiene diversas aristas, como por ejemplo: la 4T retiró importantes recursos para su mantenimiento, asimismo los empleados fueron presionados a recibir rebajas en sus sueldos y ciertas prestaciones, y en venganza tal vez dejaron al garete a esa empresa de transporte popular que ya le "explotó" al Gobierno federal, y que no ha informado para nada, las causas de los "accidentes" ocurridos.